La parroquia del Buen Pastor acogió el pasado viernes una oración con testimonios de menores migrantes. El domingo, el parque Antonio Machado será escenario de una edición de Círculos de Silencio.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

<
>

 

El Buen Pastor, de Miranda de Ebro, fue la parroquia elegida para celebrar el pasado viernes un encuentro de oración, dentro de los actos organizados por la Mesa Arciprestal con Inmigrantes, con motivo de la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado del próximo domingo.

 

La oración dio comienzo con una serie de testimonios de personas inmigrantes menores de edad, dado que la jornada de este año se centra en los niños inmigrantes, que narraron cómo tuvieron que luchar por poder llegar hasta nuestro país como entrada en Europa. Tras la lectura de un pasaje del evangelio, se realizó un gesto, con el que los presentes expresaron su compromiso con estas personas que llegan a nuestro país con los mínimos recursos. El encuentro concluyó con una intervención de la delegada diocesana de Pastoral de Migraciones, Hilda Vizarro, que estuvo acompañada en todo momento por el vicario de pastoral, José Luis Lastra.

 

Los actos organizados en el arciprestazgo tendrán su continuidad en un Círculo de Silencio el próximo domingo, a las 14:00 horas, en el parque Antonio Machado de la ciudad.