Don Fidel Herráez se desplazó el pasado sábado hasta el norte de la provincia, donde conoció las parroquias de San Nicolás de Bari de Miranda, Ircio y Barauri.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

<
>

 

Durante el pasado sábado, el pastor de la diócesis, don Fidel Herráez, pudo conocer la realidad de una de las parroquias más populares y pobladas de la ciudad del Ebro, la de San Nicolás de Bari. Tras su llegada, y acompañado del párroco, Marcelo Gómez, el vicario parroquial, Eusebio Díez, y los miembros del Consejo de Asuntos Económicos de la parroquia, conoció las instalaciones, los salones y las casas donde viven los sacerdotes.

 

Más tarde, se reunió con componentes de los diversos grupos pastorales que forman parte de la parroquia y conoció de primera mano los trabajos que cada uno de ellos realiza. Don Fidel les alentó a seguir en su compromisos bajo las tres líneas maestras que deben regir en toda parroquia: acción catequética –que no solo se refiere a la preparación para los diversos sacramentos–, liturgia y acción caritativa.

 

Tras una visita a la recién abierta residencia de ancianos cercana a la parroquia, la mañana terminó con un encuentro con los diferentes catequistas, donde el arzobispo les animó en su tarea y les recordó su importante misión en la parroquia.

Otros pueblos

Tras la comida de hermandad con los sacerdotes y las religiosas de la Sagrada Familia, durante la tarde el arzobispo visitó también las localidades de Bardauri e Ircio, acompañado de Eusebio Díez, párroco de los mismos. En Bardauri visitó la iglesia de Santa Marina, mientras que en Ircio fue recibido por los vecinos en la iglesia de San Pedro, donde se realizó una oración, para pasar después al centro social del pueblo, donde charló con los vecinos, firmó en el libro de visitas y recibió una placa conmemorativa de manos del alcalde de la localidad.

 

Ya de vuelta a la parroquia de San Nicolás, tuvo dos encuentros con diferentes miembros de la parroquia, primero con un amplio grupo de adolescentes y jóvenes que se están preparando para recibir el sacramento de la confirmación y dos grupos que recibieron este sacramento el curso pasado y se han integrado en grupos juveniles en la parroquia. El segundo encuentro de la tarde fue con padres y madres de los niños que están en grupos de catequesis. La visita concluyó con la celebración de la eucaristía.