Ante la enorme cantidad de alimentos que se desperdicia en el mundo cada año, la campaña de Manos Unidas ha decidido centrarse en este hecho y concienciar a todos de la injusticia que supone que se tire comida al tiempo que millones de personas pasan hambre.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

desperdicio de alimentos

Se calcula que alrededor de un tercio de la producción mundial de alimentos es desperdiciada.

 

Ayer comenzó en Burgos la campaña de Manos Unidas, cuyo el lanzamiento tuvo lugar en la Sala Polisón del Teatro Principal. Allí intervino y aportó su experiencia un misionero burgalés, Gabriel Rodríguez Redondo, quien desarrolla su trabajo en Zambia, y además de aportar su experiencia en la misión, también compartió con los presentes el proyecto de un mercado para mujeres que se llevará a cabo con Manos Unidas.

 

Rodríguez Redondo también participará en las cenas contra el hambre que organiza la ONG esta misma tarde (a las 19:30 horas) en la parroquia de San Juan Evangelista del arciprestazgo de Gamonal.

 

La campaña de este año de Manos Unidas se centra en los alimentos que son desperdiciados, con el lema «El mundo no necesita más comida, necesita más gente comprometida». Cristina Romano, presidenta de Manos Unidas en la diócesis de Burgos, explica que en el mundo hay alimentos suficientes para todos, «pero debido a este desperdicio diario y a toda la cantidad que va a parar a la basura, aún hay 800 millones de personas pasando hambre. Queremos terminar con esta situación y durante este año queremos hacer hincapié en tres cuestiones relacionadas con este tema: una de ellas es que la producción de alimentos debe realizarse para el consumo humano y no para otros fines o para especular. También creemos que la agricultura productora de alimentos debe ser respetuosa con el medio ambiente para garantizar la continuidad . Y por supuesto, debemos parar el desperdicio de alimentos con un consumo responsable».

 

La campaña continuará con  más actividades repartidas a lo largo del mes de febrero y que se desarrollarán en Burgos, Miranda de Ebro y Aranda de Duero. Entre ellas destaca la Operación Bocata, que tendrá lugar el 17 de este mes y en la cual se implican los alumnos de diversos colegios que buscan realizar una colecta a través de la venta de bocadillos.