La tercera jornada de la Semana Arciprestal de Gamonal contó ayer con una ronda de testimonios en la que varias personas del barrio contaron su experiencia y cómo intentan ser discípulos misioneros en sus ambientes concretos.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

<
>

 

«Narrando misión». Este fue ayer el hilo conductor de la tercera jornada de la Semana arciprestal de Gamonal. El salón de actos de la Casa de Cultura volvió a acoger a un numeroso grupo de personas procedentes de las trece parroquias del barrio.

 

Se trataba de una jornada en tono testimonial, donde varias personas del barrio expresaron el modo en que son discípulos misioneros desde sus trabajos o ambientes. Expusieron su testimonio Juanjo, director de la Escuela Diocesana de Tiempo libre Voluntared y animador pastoral de la parroquia de San Fernando; Enrique, diácono permanente en la parroquia de la Inmaculada y responsable de la librería diocesana; Evangelina, una religiosa Hija de Jesús que colabora en la parroquia de San Pablo y el matrimonio formado por Juan Carlos y Esther, de la parroquia de San Juan de Ortega.

 

Después de que cada uno de ellos expresara su itinerario de fe, revelaron dónde realizan su «ser discípulos misioneros», cuál es la fuerza que les mueve en su apostolado y los retos que presenta el mundo de hoy. Coincidieron en la necesidad de crear pequeñas comunidades de creyentes en las parroquias donde alimentar la fe y cuidar la formación. También en la importancia de la oración, la capacidad de escucha a los problemas de la gente y la fuerza de un testimonio gozoso.

 

Tras la ronda de testimonios rurgió un interesante intercambio de preguntas con los asistentes.

 

Esta tarde se pone broche a la semana con una celebración en la iglesia de la Real y Antigua seguida de un gesto público. Será a las 20:00 horas.