La visita se enmarca dentro del 25 aniversario de la creación de la parroquia. En la misma, el arzobispo inauguró las obras de la recién creada capilla.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

<
>

 

La parroquia de Santa Casilda de Miranda de Ebro acogió en la jornada de ayer la visita pastoral del arzobispo, don Fidel Herráez. Esta visita se enmarca dentro de los actos celebrativos del 25 aniversario de la consagración del templo parroquial.

 

Don Fidel aprovechó la visita para inaugurar las obras de la nueva capilla parroquial, y para bendecir una original imagen de la Sagrada Familia que presidirá este espacio.

 

La mañana estuvo marcada por un encuentro con niños, jóvenes, novios, padres y catequistas; y la celebración de la eucaristía estacional, centro de la jornada. Al término de la misma, los fieles pudieron saludar personalmente al pastor de la diócesis y compartir un aperitivo.

 

La tarde se inició con un café tertulia con matrimonios jóvenes «hope family», prosiguió con el encuentro con parroquianos y colaboradores y concluyó con el rezo de Vísperas y el canto de la Salve ante el nuevo icono. Hubo tiempo también para visitar enfermos, charlar con los monaguillos, y animar a los jóvenes del «hope teen».

 

Una jornada intensa y emocionante, por la que desde la parroquia quieren «dar gracias a Dios y a don Fidel, y que sirvió para animarnos a seguir siendo discípulos misioneros en nuestra parroquia y en la diócesis».