Con la firma de un convenio entre el Cabildo Catedralicio y Cajaviva, se ha procedido a la instalación del cableado de fibra óptica que proporcionará wifi a toda la catedral, lo que permitirá a los turistas acceder a una aplicación que les permitirá conocer mejor el templo durante su visita gracias a textos, fotos y vídeos.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

catedral burgos

De izquierda a derecha, Ramón Sobremonte Mendicuti, Pedro García Romera y Pablo González Cámara.

 

La catedral de Burgos ha reunido esta mañana en la Sacristía Mayor a numerosos periodistas que acudían a la firma del convenio de colaboración para la instalación de fibra óptica en el templo. Esta novedad supondrá la conexión mediante wifi, y de manera gratuita, a una aplicación que facilitará a los turistas conocer mejor la seo mediante vídeos, textos e imágenes que darán cuenta del recorrido, como si de una audio-guía se tratase.

 

En la firma han intervenido Pablo González Cámara, presidente del Cabildo Catedralicio de Burgos, Pedro García Romera, presidente de Cajaviva y Fundación Caja Rural Burgos; y Ramón Sobremonte Mendicuti,  director general de Cajaviva Caja Rural.

 

González Cámara ha agradecido la colaboración continuada de la entidad, que ya ha realizado numerosas aportaciones anteriormente, un agradecimiento que ha sido bien recibido por García Romera, quien ha destacado que «todos debemos colaborar en la medida de nuestras fuerzas, y si bien Caja rural ha participado en tareas de restauración, ahora tocaba el tema tecnológico». Por su parte, Sobremonte Mendicuti ha expuesto el valor cultural que supone para los visitantes esta nueva tecnología, además de contar los detalles de la instalación, como que se han cableado más de 1.000 metros  de fibra óptica de alta capacidad con un cable de 12 fibras, lo que presta un servicio de altísima calidad y proporciona una cobertura wifi del 96%.

 

La instalación ha costado 18.000 euros y quedará lista en unos 15 días, estando las antenas que proporcionan la cobertura practicamente indetectables para los visitantes, ya que el impacto visual es mínimo.