La muestra, que lleva por título «Reconciliare» pretenderá mostrar que la misericordia de Dios es más grande que el pecado, pero sin ocultar el mal, la división o el odio existentes en el mundo. La diócesis de Burgos colabora con la Fundación de las Edades con la cesión de «piezas dignas».

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

edades hombre burgos 2

La muestra se ha presentado esta mañana a los medios de comunicación.

 

La próxima exposición de las Edades del Hombre, que se desarrollará en Cuéllar (Segovia) desde el próximo 24 de abril, contará con seis piezas artísticas procedentes de la diócesis de Burgos. Al hilo de la muestra, que lleva por título «Reconciliare», las obras exhibidas serán un ejemplo de la misericordia de Dios, del mal obrado por el hombre e incluso su capacidad para perdonar y pedir perdón. Y es que la exposición pretende ser una presentación de una doble realidad: con por una lado, la mirada positiva que destaca que la misericordia de Dios es más grande que el pecado, pero a su vez la realista, sin ocultar el mal, la división o el odio existentes.

 

Al hilo de esta exposición, se ha presentado esta mañana en rueda de prensa en la Casa de la Iglesia las piezas que serán expuestas procedentes de la diócesis de Burgos. En el acto han intervenido José María Vicente, del departamento de Arte de la Fundación Las Edades del Hombre; Juan Álvarez Quevedo, delegado diocesano de Patrimonio, y Blanca González Álvarez, jefa del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León en Burgos. Vicente ha destacado que el el tema de esta edición, la reconciliación, puede verse como «una continuación del Año de la Misericordia que hemos celebrado», mientras que Álvarez Quevedo –quien ha explicado las características de las obras que serán expuestas– ha señalado que la «diócesis de Burgos siempre estará dispuesta a colaborar con las Edades del Hombre con piezas dignas». Por su parte, González Álvarez agradeció a ambas instituciones su implicación para dar a conocer el arte religioso de la Comunidad.

Pecado y reconciliación

La realidad del pecado se hace visible en algunas de las piezas procedentes de Burgos, como son el pecado de Adán y Eva –un relieve de Domingo de Amberes procedente de Pampliega datado en 1572– o la maldición de Dios a Caín, instantánea narrada en un tapiz de seda y lana procedente de la catedral y obra de Jan Aerts (1640).

 

Una historia de pecado y alejamiento de Dios que tiene como fruto la redención obrada por Cristo. De ahí, que entre las obras que se expongan en Reconciliare tengan cabida elementos que hablan del perdón y la salvación obrada por Jesús. Entre esas piezas figuran un relieve en alabastro de la Anunciación, procedente de la iglesia de San Juan de Castrojeriz (circa 1500) y la predela de la capilla de Santa Ana de la catedral, obra de Gil de Siloé (1485) que muestra a un Cristo resucitado que se aparece a las mujeres, san Pedro y san Pablo y los cuatro evangelistas.

 

Las últimas piezas burgalesas expuestas en la muestra hablan la historia posterior y de la capacidad mayor o menor de los hombres para vivir el espíritu de la reconciliación. Entre esas obras figura el sarcófago de don Dia Sanchez de Rojas procedente de la abadía de Santa María la Real de Vileña. El sepulcro, que data del siglo XIV, está ricamente adornado con varias escenas, entre las que figuran muchas de perdón entre Sánchez de Rojas y sus enemigos. La última obra es un óleo de Carlos Luis Ribera (siglo XIX) procedente del museo catedralicio y que muestra la toma de Granada por parte de los Reyes Católicos.

<
>