La ceremonia se desarrolló ayer en la catedral de El Burgo de Osma y junto al arzobispo, ordenaron obispo a don Abilio Martínez, el pastor de la Iglesia barcelonesa, don Juan José Omella, y el obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, don Carlos Escribano.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

<
>

 

El arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez Vegas, fue ayer sábado 11 de marzo, el ordenante principal de quien es ya el nuevo obispo de la diócesis de Osma-Soria, don Abilio Martínez Varea. Junto a don Fidel, fueron también ordenantes el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, y el obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, don Carlos Escribano. Tras la ordenación, don Abilio tomó posesión de la diócesis de Osma-Soria. Además, a la ceremonia acudieron también el nuncio y numerosos obispos del episcopado español.

 

En su homilía, el pastor de la Iglesia burgalesa, destacó las actitudes que debe trasparentar don Abilio como obispo de la Iglesia soriana: «Ser pastor con el estilo de Jesús, amando con su propio amor a los fieles que te confía, significa empeño, trabajos, solicitud y entrega sin reservas de la propia vida». Y le exhortó a «ser signo efectivo de su cercanía, sembrador de esperanza y misionero de su misericordia», pues ser pastoral al estilo de Jesús significa vivir el «ministerio de amor», que se traduce en «servir, ante todo servir», ya que «este es el fin de todo ministerio en la Iglesia y muy especialmente del ministerio del obispo: ser servidor humilde y fiel de Jesucristo y de su Iglesia; y ser servidor del pueblo que se le ha encomendado: servidor de la fe, de la verdad, de la comunión, de la caridad evangelizadora, de la reconciliación, de la esperanza, de la paz».

 

Agradecemos las fotografías a la delegación de medios de comunicación de la diócesis de Osma-Soria: osma-soria.org