Los rollos son columnas de piedra rematados con una cruz o una bola. De ahí que no haya que confundirlos con los cruceros que orientan los caminos.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

jaramillo fuente

Foto de tierrasdeburgos.blogspot.com.es.

Digamos, de antemano, que no es lo mismo un rollo que un crucero, y que tampoco debe identificarse con un hito; sin embargo, muchos identifican y confunden estos monumentos lapidarios que adornan o bien nuestras plazas o se extienden a lo largo de un camino. Los hitos, marcan la vereda en aquellos puntos que consideran oportunos para el viandante; los cruceros, por su parte, suelen, además de orientar al peregrino aquel camino que se ha de tomar, iluminar y adoctrinar con su presencia escultórica a todos aquellos que los contemplan. Los rollos son otra cosa.

 

Generalmente, un rollo es una columna de piedra normalmente rematada en su extremo superior por una cruz o una bola. Representaba la categoría administrativa de un lugar, levantándose solo en los villazgos que tenían plena jurisdicción, indicando el régimen al que estaba sometido: señorío real, concejil, administrativo o monástico. Además marcaba el límite territorial y, en ciertos casos, un monumento conmemorativo de la concesión del villazgo.

 

Hubo algún tiempo en que compartían con las picotas las funciones de ajusticiamiento, ajusticiamientos que fueron suspendidos por decreto de las Cortes de Cádiz en el año 1812.

 

Los hay en aquellos pueblos de los reinos de Castilla y León que tenían alcalde y, por lo tanto, jurisdicción para juzgar y condenar a muerte. Servía, además, para castigar y pagar las penas menores de los delincuentes comunes, que tras ser azotados, eran expuestos a pública vergüenza. Los rollos son similares a los cruceros, pero su significado es distinto.

 

En la provincia de Burgos existen rollos notables en Barbadillo del Mercado, Covarrubias, Hontoria del Pinar, Jaramillo Quemado, Miranda de Ebro, Padilla de Abajo, Peñaranda de Duero, Presencio, Retuerta, Soto-palacios,  Villahoz  y este que hoy les mostramos, tan eslbelto, en Jaramillo de la Fuente.