Se trata de un centro promovido por Cáritas y que ha atendido a 335 niños, adolescentes y jóvenes desde su puesta en marcha. El objetivo del centro es acompañar a los chavales del mundo rural atienden desde entonces las situaciones personales de los menores asociadas al fracaso, el absentismo escolar, la desmotivación, dificultades conductuales, la preocupación de las familias y las situaciones de riesgo.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

centro arlanza

Cartel conmemorativo del 10º aniversario.

El Centro Arlanza de Lerma es uno de los seis proyectos de infancia que Cáritas diocesana de Burgos tiene en la provincia (cuatro en el ámbito urbano y dos en la zona rural). Se puso en marcha el año 2007  para dar respuesta a los adolescentes y familias de Lerma y comarca que demandaban un espacio de crecimiento y un proyecto educativo no formal donde pudieran desarrollar sus capacidades, sirviendo a su vez como espacio de prevención ante posibles riesgos sociales. Aunque inicialmente se empezó trabajando con adolescentes y sus familias, desde hace unos años se apuesta también por el trabajo con niños y niñas desde los seis años. Hoy, este centro cumple ya diez años de andadura.

 

Durante este período se ha acompañado a 335 niños/as, adolescentes y jóvenes. De ellos, el 54% son varones y el 46% mujeres. El 17% de nacionalidad extranjera. Actualmente acuden a diario 46 chavales. Desde este año se han incorporado chavales de Villalmanzo, Tordómar y Villahoz, gracias a la implicación las parroquias y del CRA, coordinando Cáritas el transporte.

 

Su puesta en marcha vino motivada cuando el equipo de Cáritas Lerma entendió que existía una falta de espacios, de alternativas de tiempo libre y de participación activa, de ofertas de educación no formal, ocupacional y prelaboral. Esto llevó a solicitar el apoyo institucional a otras entidades como la Asociación El Arco, Fundación Caja Círculo, Ayuntamiento de Lerma y Diputación de Burgos para crear un centro orientado a la animación, prevención social, detección e intervención con adolescentes. En el centro se atienden desde entonces las situaciones personales de los menores, asociadas a aspectos como el fracaso, el absentismo escolar, la desmotivación, las dificultades conductuales de los menores, la preocupación de las familias y las situaciones de riesgo.

 

El modelo de educación no formal e intervención social se centra en las áreas personal, familiar, socio-comunitaria y escolar-formativa. Se trabaja en coordinación con centros escolares, CEAS, entidades sociales, asociaciones culturales y deportivas, que han buscado poner en primer plano la figura de los menores y jóvenes de Lerma y la comarca. El objetivo es el de favorecer entre todos que, ante la falta de expectativas y desmotivación por la vida que tienen los chavales en el mundo rural, puedan tener un espacio de reunión y encuentro.

 

La actividad del centro durante estos 10 años ha sido posible gracias a la labor e implicación de las personas voluntarias y trabajadoras, que han conseguido que los menores adquieran más habilidades y protagonismo en su propio crecimiento. La parroquia de San Pedro en todo momento ha acompañado la marcha del centro con una permanente atención de los distintos párrocos. Actualmente colaboran 15 personas voluntarias que acuden a dar apoyo a las diversas actividades.

Celebraciones

Para festejar estos primeros diez años de vida, el Centro Arlanza ha organizado una serie de eventos que comenzarán esta mañana con un acto institucional. Esta tarde, tendrá lugar una jornada de puertas abiertas en el centro seguida de una chocolatada. Mañana sábado tendrá lugar una fiesta en el centro a las 18:00 horas y viernes 24 de marzo se desarrollará la conferencia «Cáritas en el mundo rural y el trabajo con menores», organizada por la comisión arciprestal de Compromiso del arciprestazgo del Arlanza. Será a las 20:00 horas.