Villangómez ya se ha puesto en marcha para sacar adelante su iglesia, seriamente dañada tras el temporal de viento del pasado mes de febrero. Ante las dificultades que hay para recabar ayuda institucional y lo elevado que resultará el coste de la obra, se ha optado por habilitar dos cuentas que sirvan para recoger donativos.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp
villangomez 2

Aspecto de la iglesia el día del derrumbe.

 

La fatídica noche del 3 de febrero pasado, parte de la iglesia de Villangómez sufrió un fuerte envite de rachas de viento. La espadaña, los campanillos, unos 40 metros del tejado, la cuarta bóveda y el coro se desplomaron. Para los habitantes de Villangómez, se ha ido una parte muy importante de sus vidas, ya que para ellos la iglesia es un lugar de celebraciones y fiestas a lo largo de la historia, un símbolo del pueblo.

 

Desde entonces, se trata de hacer todo lo posible por levantarla de nuevo, pero la reconstrucción conlleva un elevado esfuerzo humano y coste económico. Sin perder tiempo, se están realizando los proyectos y presupuestos de la obra y las gestiones precisas ante las instituciones para recabar su ayuda.

 

Según explica Fernando García Cadiñanos, vicario general de la diócesis, es complicado recurrir a la ayuda institucional: «Por el momento, la diócesis se ha puesto en contacto con Diputación y la Junta de Castilla y León. La  Diputación ha remitido al conocido como Convenio de las Goteras para que desde este se pueda empezar a avanzar en la restauración. Por su parte, la Junta de Castilla y León ve más dificultad la colaboración con esta causa, ya que no tiene competencias, y aunque a través de la Consejería de Fomento están en conversaciones con la diócesis para ver si pueden echar una mano, los obstáculos están presentes y es poco probable que pueda darse una colaboración».

 

A día de hoy se ha hecho la limpieza y el desescombro. «Ahora se está procediendo a la instalación de andamios, y en una primera fase se va a colocar la cubierta. Y para eso, el presupuesto está en torno a 18.000 euros. Después habría que hacer el proyecto, cuya estimación no está concretada todavía, ya que es una cantidad grande y la obra durará unos años. El obispado va a aportar 13.000, también se contará con la aportación del seguro, pero no son suficientes recursos  para acometer la obra entera. Solo con nuestros recursos, tanto del ayuntamiento, como de la diócesis y la parroquia, son insuficientes».

 

Y con idea de recabar suficientes fondos para la reconstrucción, se han facilitado dos cuentas bancarias para la entrega de donativos. Donativos que podrán además desgravarse a la hora de hacer la declaración de la renta ante Hacienda, en caso de que esa sea la voluntad del donante.

 

La Caixa: ES31 2100 1369 3201 0005 8833

Ibercaja: ES88 2085 4864 1803 3071 4312