En la jornada participaron más de 350 personas que han trabajado desde hace semanas sobre la vida monástica. De ahí que la final se desarrollara en el monasterio de San Pedro de Cardeña.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

<
>

 

Ayer sábado y con la asistencia de más de 350 alumnos de toda la provincia, el monasterio de San Pedro de Cardeña acogió la convivencia final de la XXX edición del Concurso Religioso Escolar que organiza cada año la delegación diocesana de Enseñanza y un grupo de profesores de Religión y en la que han participado este año 35 grupos. El acto tuvo lugar en el conocido monasterio, ya que este año el concurso ha tenido como tema la vida religiosa.

 

A pesar de que en la jornada de ayer se tuvo una especial mención por todos los grupos participantes, sin embargo los organizadores del acto quisieron destacar el papel desempeñado en el concurso por el Colegio Público Santa María, de Aranda de Duero, y el Colegio Rural Agrupado Valle del Riaza, de Milagros, de la primera y segunda categoría del concurso.

 

Manuela García, delegada diocesana de Enseñanza, destaca que han elegido el tema monástico «por su importancia y relevancia dentro de la vida de la Iglesia y nuestra diócesis». Tras realizar el concurso –consistente en formularios de preguntas y elaboración de dibujos– los niños que participaron en la jornada de ayer «pudieron conocer de cerca la realidad de unos monjes muy similares al hermano san Rafael Arnáiz», muy presente también en el estudio realizado.