La Semana Santa burgalesa sigue ofreciendo diversos actos para vivir y profundizar en la Pasión del Señor. El Via Crucis y el Rosario penitencial de hoy invitan a todos los burgaleses a participar en estos hechos. Por la mañana, los sacerdotes renovarán las promesas de su ordenación en la misa crismal.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

via crucis san lesmes

El Via Crucis partirá de la iglesia parroquial de San Lesmes.

 

La Cofradía de Jesús Crucificado y del Santísimo Sacramento organiza esta tarde, a las 20:45 horas, un Via Crucis penitencial que partirá de la parroquia de San Lesmes y discurrirá por las calles de San Lesmes, Vitoria, plaza Mío Cid, Santander, San Juan, arco de San Juan, puente de San Juan y plaza San Juan. En el acto, que contará con el paso de la Crucifixión del Señor, participarán miembros de las cofradías y hermandades penitenciales de la ciudad y la agrupación musical de «Jesús Crucificado y Santísimo Sacramento».

 

Más tarde, a las 22:00 horas, tendrá lugar un Rosario penitencial por las calles del centro de la ciudad y que estará organizado por la cofradía de la Coronación de Espinas y de Cristo Rey y la ilustre archicofradía del Santísimo Sacramento y Jesús con la Cruz a Cuestas. Portarán a hombros el paso de Nuestra Señora del Amor Hermoso. La procesión partirá de la iglesia parroquial de San Lorenzo el Real y recorrerá las calles de San Lorenzo, Arco del Pilar, Laín Calvo, Virgen de la Paloma, Diego Porcelos, Sombrerería, Plaza Mayor y San Lorenzo. En el acto participarán miembros de las cofradías y hermandades penitenciales de la ciudad, la banda de cornetas y tambores de la «Coronación de Espinas y Cristo Rey», y la agrupación musical de «Jesús con la Cruz a cuestas», además del laureado «Orfeón Burgalés».

Misa Crismal

Por la mañana, el acto litúrgico por excelencia será la celebración de la solemne misa crismal. Presidida por el arzobispo de la diócesis, don Fidel Herráez Vegas, en la misa se bendicen los santos óleos y se consagra el santo crisma. En la celebración participarán también los sacerdotes de la diócesis, que renovarán ante el arzobispo las promesas del día de su ordenación.