El arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez, ha hecho llegar a los fieles de la diócesis una Carta Pastoral con motivo del tiempo de Pascua.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

samaritana

 

En los tiempos fuertes de la liturgia cristiana, los obispos, pastores del Pueblo de Dios, suelen dirigir a sus fieles su palabra apostólica. Una forma de hacerlo es a través de las Cartas Pastorales.

 

Nuestro arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, acaba de hacerlo con una de ellas que bien podríamos subtitular como «regalo de Pascua».

 

En esta ocasión, el documento es amplio y de tal enjundia que lo estructura en cinco apartados: 1) Jesucristo nos da vida porque Él es la Vida. 2) Caminando juntos como Iglesia al servicio de la vida. 3) Discípulos misioneros, testigos de la Vida en nuestra Iglesia diocesana. 4) La Vida plena para todos: los caminos del compromiso.  5) Bajo el aliento del Espíritu, Señor y Dador de Vida.

 

El mensaje final es el mismo que el que nos propone el tiempo pascual y aquel en el que se nos presenta a Jesús como Buen Pastor: «Yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante» (Jn 10,10), y ese es también el título de la Carta Pastoral que coincide, a su vez, con el lema de su escudo episcopal.

 

La Carta se cierra con palabras de agradecimiento, alabanza y bendición a la Santísima Trinidad con estas hermosas palabras:

Gracias a Dios Padre, que da la vida a todo lo creado, por habernos llamado amorosamente a la existencia, eligiéndonos desde siempre para ser sus hijos.

Alabado sea Nuestro Salvador Jesucristo, Dios encarnado, entregado, muerto y resucitado para irradiar vida e inmortalidad.

Bendito sea el Espíritu Santo que ha derramado el amor de Dios en nuestros corazones, que intercede por nosotros para pedir lo que nos conviene, que da vida y enriquece con sus dones a la Iglesia y viene en ayuda de nuestra debilidad.

 

En el siguiente enlace puede descargarse la Carta completa:

Carta Pastoral Para que tengan Vida. D. Fidel Herráez