Mañana la catedral de Girona acogerá la ceremonia de beatificación de siete religiosos Misioneros del Sagrado Corazón, asesinados en 1936. Entre ellos está Antonio Arribas, burgalés proveniente de Cardeñadijo.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

antonio arribas hortiguela

 

Mañana se llevará a cabo en la catedral de Girona la ceremonia de beatificación del burgalés Antonio Arribas Hortigüela, junto a sus  seis compañeros Misioneros del Sagrado Corazón. El acto, que contará con la presencia del arzobispo de la diócesis de Burgos, don Fidel Herráez Vegas, estará presidido por el cardenal Angelo Amato -prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos-, después de que el Papa Francisco autorizara el 8 de julio de 2016 el Decreto que reconocía el martirio de los siete religiosos.

 

Se trata de cuatro presbíteros y tres hermanos, de entre 20 y 28 años, que trabajaron al servicio de la formación en el Seminario Menor y el Noviciado que los Misioneros tenían en Canet de Mar (Barcelona), perteneciente a la diócesis de Girona. Fueron asesinados en Serinyà (Girona) en septiembre de 1936.

 

Los restos de los siete religiosos se depositarán en la Capilla de los Mártires que la congregación ha restaurado en su honor en el Santuari Nostra Senyora del Sagrat Cor en Barcelona, que se abrirá al público el domingo 7 de mayo tras una misa.