Coincidiendo con el centenario de las apariciones de la Virgen en Cova de Iría, un Rosario con antorcha recorrió las calles cercanas a la parroquia de Santa Catalina. Es el tercer año que se realiza este Rosario, que cada año cuenta con más seguidores.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

<
>

 

El pasado sábado 13 de mayo, festividad de Nuestra Señora de Fátima, tuvo lugar en Aranda por tercer año consecutivo el Rosario de antorchas a la Virgen.

 

Eran las 22:00 cuando desde el templo parroquial de Santa Catalina de Alejandría se hacía entrega a todos los asistentes de un Rosario, una vela y una hoja con el canto propio de Fátima y las promesas y peticiones hechas por la Virgen hace cien años ante aquellos pastorcillos y que siguen siendo actuales (rezo diario del rosario, pedir por la paz, penitencia y conversión…). Desde allí salió la imagen de la Virgen de Fátima portada por hombres y mujeres voluntarios devotos de la Virgen. Presidía la cruz procesional y quince antorchas que guiaban e iluminaban el camino llevadas por jóvenes de la cofradía Jesús Camino del Calvario. Cada misterio se ofreció por distintas necesidades y los leyeron un adulto, un matrimonio, un joven, un sacerdote y una emigrante.

 

La asistencia fue muy concurrida y con gran afluencia de pueblo, ya que el tiempo acompañó. A la llegada al templo se cantó la salve popular y Juan Carlos Argüeso, arcipreste y párroco de Santa Catalina, hizo una oración de consagración a la Virgen de Fátima para todos los asistentes y toda la ciudad de Aranda, terminando con un caluroso aplauso a la Virgen y deseando volverse a ver el ultimo sábado de mayo en el rosario de la Aurora, en el recorrido que va desde la parroquia de Santa María hasta la ermita de la Virgen de las Viñas.