Como cada mes de mayo, mantuvieron los miembros del movimiento celebraron un encuentro mariano, que este año se desarrolló en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, ante el centenario de las apariciones de la Virgen a unos pastorcillos.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

<
>

 

El pasado sábado 20 de mayo, el movimiento de Vida Ascendente de Burgos se reunió para celebrar una fiesta mariana con motivo del mes de mayo. El encuentro se desarrolló en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima de Burgos para conmemorar los 100 años de las apariciones de la Virgen a los pastorcillos en Cova de Iría.

 

Según los responsables del movimiento, fue una celebración con gran afluencia, «un momento para compartir y celebrar juntos antes de finalizar el curso».