Dentro de las entrevistas que está manteniendo con los sacerdotes burgaleses desde que llegó a la diócesis, don Fidel Herráez, visitó en sus casas y residencias a aquellos que no pueden salir a la calle por motivos de salud.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

Con Clemencio Manso, que ha sido misionero en Japón durante 63 años.

Con Clemencio Manso, que ha sido misionero en Japón durante 63 años.

 

Desde que llegara a la diócesis, el arzobispo, don Fidel Herráez, se ha entrevistado prácticamente con la totalidad de sacerdotes del clero burgalés. A ellos ha dedicado gran parte de su agenda, para conocerlos personalmente y mantener con ellos encuentros distendidos.

 

Muchos de ellos se han desplazado hasta la Casa de la Iglesia para entrevistarse con el pastor de la diócesis. Sin embargo, hay otros enfermos e impedidos que no pueden salir de sus propias casas. Por ello, el arzobispo dedicó la tarde de ayer para saludar y encontrarse personalmente con ellos, pues su intención es conocerlos a todos.