El arzobispo nombra tres nuevos canónigos para la catedral

Los nuevos canónigos son Andrés Picón, Vicente Rebollo y José Inocencio Fernández. Tienen como misión celebrar las funciones litúrgicas más solemnes en la seo burgalesa
Andrés Picón, vicario general de la diócesis, es uno de los nuevos canónigos. Foto: ABC

Andrés Picón, vicario general de la diócesis, es uno de los nuevos canónigos. Foto: ABC

El presidente del cabildo, Juan Álvarez Quevedo, ha anunciado esta mañana a los miembros del mismo los tres nuevos sacerdotes que pasarán a ser canónigos de la catedral, según los nombramientos que el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, firmaba en la mañana de ayer.

Los nuevos canónigos son Andrés Picón Picón, vicario general de la diócesis; Vicente Rebollo Mozos, ecónomo diocesano, y José Inocencio Fernández Pérez, hasta ahora auxiliar de culto en la seo burgalesa. Los tres son sacerdotes diocesanos y, sin abandonar las responsabilidades que mantenían al servicio de la diócesis, formarán ahora parte del cabildo del principal templo de la diócesis.

Nuevo “fabriquero”

Además, monseñor Gil Hellín ha nombrado al ya canónigo Víctor Ochotorena Gómez (que, además, es aparejador) como fabriquero-conservador del edificio, en sustitución de Agustín Lázaro López, a quien el cabildo agradece sus muchos años de servicio.

El cabildo de canónigos, también llamado catedralicio, es –según detalla el Código de Derecho Canónico– un colegio de sacerdotes, al que corresponde celebrar las funciones litúrgicas más solemnes en la iglesia central o en la colegiata; compete además al cabildo catedralicio cumplir aquellos oficios que el obispo diocesano le encomiende.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión