Se clausuran los actos conmemorativos del 50 aniversario de Cáritas Burgos

Una eucaristía, una comida solidaria, juegos, conciertos y una suela de velas en el Arlanzón fueron algunos de los actos de clausura de la conmemoración del 50 aniversario de Cáritas Burgos.
Los actos del pasado sábado pusieron punto y final a todo un año de celebraciones.

Los actos del pasado sábado pusieron punto y final a todo un año de celebraciones.

El pasado 7 de junio se ponía fin a los numerosos actos con los que Cáritas Burgos ha estado celebrando el 50 aniversario de la organización caritativa en la diócesis. La jornada comenzó con la celebración de una eucaristía en la catedral presidida por el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, y en la que los voluntarios de Cáritas depositaron una vela encendida en el altar como «símbolo de la luz que Cáritas irradia en las situaciones más difíciles», explicó el colaborador de la institución Gonzalo Navarro. En la homilía, Gil Hellín destacó que “los agentes de la organización son los primeros beneficiados con su acción de compromiso con la realidad de los excluidos de la sociedad”. Después, los voluntarios de la organización se acercaron a la sala Valentín Palencia, donde pudieron conocer la labor de Cáritas durante este medio siglo gracias a la exposición «Almas de construcción masiva» que allí se encuentra.

 

Tras la visita a la exposición, los participantes, de todas las edades, se acercaron al parque del Doctor Vara, donde tuvo lugar una sencilla comida a base de macarrones. Los grupos de música “Pescadores de hombres” y “Sin Fronteras” amenizaron el momento. El responsable del área de comunicación y sensibilización  de la organización, Alfredo Calvo, destacó que el 50 aniversario “ha servido para potenciar la actividad de Cáritas con la construcción de una nave para el empleo en Miranda o la mejora del centro de día en la capital burgalesa”. Los actos terminaron por la noche, donde tuvo lugar una suelta de velas en el río Arlanzón por parte de ciento cuarenta voluntarios; un emotivo gesto que contó con la voz de fondo de la cantante de góspel Miriam García.

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión