Reparadas más de trescientas iglesias de la provincia desde el año 2006

Esta mañana se ha presentado en rueda de prensa la VIII campaña "Pro Templos", que tendrá lugar este domingo en todas las parroquias de la diócesis. Se trata de una jornada especial, que pretende invitar a los burgaleses a reconocer y valorar su rico patrimonio artístico religioso y colaborar económicamente en el sostenimiento de los templos de toda la provincia.
Almendres4

La de Almendes es una de las iglesias reparadas a lo largo del año pasado.

 

Más de 12 millones de euros invertidos y 334 templos rehabilitados desde que en 2006  la diócesis de Burgos comenzara su campaña “Pro-Templos”, una jornada que pretende invitar a los burgaleses a reconocer y valorar su rico patrimonio artístico religioso y colaborar económicamente en el sostenimiento de los templos de toda la provincia, tal como los responsables de patrimonio y de economía de la diócesis han explicado esta mañana en rueda de prensa.

 

El próximo domingo, 10 de agosto, tendrá lugar la octava edición de esta campaña, centrada en buscar solución a los “más de 150 templos en ruinas” diseminados por toda la geografía burgalesa y que, por razones geográficas o económicas no pueden acogerse a los diversos convenios existentes con varias instituciones civiles. Es el caso de la iglesia de Villatoro que, por pertenecer a uno de los barrios de la capital, queda exenta del popularmente llamado “convenio de las goteras” y cuya restauración es uno de los principales objetivos de la presente edición de la campaña. El ecónomo de la diócesis, Vicente Rebollo, ha explicado que la ayuda económica que los burgaleses realicen el próximo domingo es “un gesto de solidaridad”, pues redunda en mantener vivas las comunidades rurales de la provincia: “El pueblo que tiene su templo vivo, permanece vivo”, ha apostillado.

 

La “urgencia de intervención en varios de los templos de la diócesis” se explica, en palabras de Fermín Ángel González, miembro de la comisión diocesana de templos y casas parroquiales, “en la incapacidad para poder desarrollar en ellos las actividades pastorales para los que fueron creados”. Muchos de las iglesias de la diócesis presentan “problemas estructurales” que han hecho y están haciendo que haya que “reconstruir muros, recoser bóvedas, mejorar las cubiertas y mejorar los cimientos” en muchos de los edificios. A lo largo de 2013, los templos intervenidos de carácter urgente han sido, entre otros, Albillos, Brazacorta, Cabañas y Matalindo, Cabezón de la Sierra, Cogullos, Congosto, Cubo de Bureba, Dobro, Entrambosríos, Escalada, Fuentebureba, Melgosa de Villadiego, Panizares de Valdivielso, Quintana del Pino, Rupelo, San Martín de Losa, Villafría, Villarmero o Villaute.

 

En 2014, son otras tantas las iglesias que piden ser intervenidas y a las que pretende salir en ayuda lo recaudado en las colectas de las misas del próximo domingo. Una colecta para la que Vicente Ruíz de Mencía, miembro del consejo diocesano de economía, ha pedido una “colaboración especial”, al notar que el dinero recaudado, año a año, va disminuyendo en torno al 10%. La colecta de 2013 ascendió a 40.960,56 euros. Desde 2006, se han invertido un total de 12.101.822,57 euros para reparar 334 templos, habiendo aportado las parroquias 3.028.637,87, el arzobispado 3.816.459,21 y la Junta de Castilla y León y la Diputación provincial 5.256.529,49 euros.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión