Un musical vocacional, en el centro de la campaña del día del Seminario

El Seminario de San José se prepara para celebrar su día con un completo programa de actividades que van desde catequesis en parroquias y colegios, a la puesta en escena de un musical vocacional compuesto por los mismos seminaristas.

 

cartel seminario

Este año, el lema del día del Seminario es “Señor, ¿qué mandáis hacer de mí?”

Bajo el lema “Señor, ¿qué mandáis hacer de mí?“, uno de los versos más conocidos de santa Teresa de Jesús, el Seminario diocesano de San José se prepara para celebrar el día del Seminario, que tendrá lugar el próximo 19 de marzo, coincidiendo con la fiesta de San José. Entre los actos programados, destaca la puesta en escena del musical “A corazón abierto”, un montaje teatral cuyo guión y canciones han sido elaborados por los propios seminaristas y que tiene como objetivo “dar a conocer a todo el mundo, y especialmente a los jóvenes, nuestro seminario de Burgos”, como detallan sus protagonistas.

 

El musical, que se podrá ver los próximos 14 y 15 de marzo a las 18:30 horas en el salón de actos del centro cívico Río Vena, narra el cambio de vida de un joven que, creyendo tenerlo todo, descubre que Dios le está llamando a algo más gracias a la ayuda de un amigo seminarista. Será el punto clave de una campaña vocacional que contará, además, con otros eventos, como una jornada de puertas abiertas en el Seminario la mañana del sábado 14 de marzo o el concurso de pintura y fotografía “Vocaciones XXI” para estudiantes de primaria a bachillerato. Junto a él hay que añadir la oración joven de este mes, que se traslada la noche del 20 de marzo hasta la capilla el Seminario para rezar allí por las vocaciones a los diferentes estados de vida dentro de la Iglesia. Los actos se completarán con diversas visitas a colegios de la provincia donde los seminaristas contarán sus propios testimonios, al igual que hacen durante todo el año en las diferentes parroquias de la diócesis.

Rito de admisión

Son algunos actos que quieren demostrar a la gente que Dios sigue llamando a la vida sacerdotal y que jóvenes de la diócesis deciden seguirlo de forma radical. Así lo harán en la mañana del sábado 21 de marzo algunos de ellos con el rito de admisión a las sagradas órdenes, un acto litúrgico por el que el arzobispo aceptará el compromiso de algunos jóvenes que ratificarán su llamada al sacerdocio y se comprometerán a seguir su formación, al tiempo que la diócesis de Burgos pondrá los medios necesarios para lograrla.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión