Concluye la primera experiencia de cursos Alpha destinado a jóvenes

La delegación de infancia y juventud, en colaboración con voluntarios de Cáritas, han llevado a cabo en los últimos meses un curso Alpha destinado exclusivamente para jóvenes. Esta experiencia de nueva evangelización quiere implantarse en las parroquias, "ya que es en este ámbito donde adquiere pleno sentido una experiencia que siempre necesita una comunidad detrás que acompañe", tal como aseguran los organizadores.

 

D:DCIM100DICAMDSCI2714.JPG

Los encuentros se han desarrollado en la sede central de Cáritas Burgos.

 

Se ha realizado en Burgos la primera experiencia de Alpha joven. En el mes de enero comenzaban las sesiones semanales que han terminado el pasado 23 de marzo. El equipo que ha llevado a cabo esta iniciativa ha estado  formado por jóvenes que habitualmente trabajan con la delegación de juventud y por voluntarios de Cáritas. Esta experiencia quiere subrayar el carácter diocesano de esta experiencia y pretende ser un primer paso para que esta propuesta de primer anuncio sea llevada a las comunidades parroquiales, ya que es en este ámbito donde adquiere pleno sentido una experiencia que siempre necesita una comunidad detrás que acompañe. Las personas a las que se ha dirigido esta primera experiencia eran jóvenes a partir de los veinte años que se estuvieran en el ámbito del voluntariado de Cáritas o que fueran invitados por alguien del equipo. Esta experiencia se basa en una serie de  encuentros semanales que se componen de tres momentos: cena, exposición del tema y debate. Los temas están marcados, así como los tiempos y las funciones de cada miembro del equipo.

 

Jorge es uno de los integrantes del equipo y lo resume con estas palabras: “Alpha ha resultado ser para mí una experiencia social y religiosa muy enriquecedora que me  ha permitido durante varias semanas convivir con jóvenes con inquietudes y curiosidad por descubrir nuevas formas de vivir. La estructura de Alpha es rígida, es importante una buena coordinación para cuidar hasta el mínimo detalle y que cada miembro del equipo realice su trabajo de la forma más eficiente, tal y como ha resultado.
La preparación por medio de la oración que nos llena del Espíritu Santo y nos alienta a ayudar a estos jóvenes. Las charlas multimedia que logran mantener la atención y despertar el interés por los temas. El debate en el que hay que intentar que los jóvenes intervengan y hablen. En la escucha de los demás y en sus propias palabras se han descubierto a sí mismos y han reflexionado sobre aspectos de la vida que tal vez no se hubieran planteado. El fin de semana que vivimos del Espíritu Santo ha resulta imprescindible para comprender el sentido de Alpha”.

 

Cada una de las sesiones de estas nueve semanas comenzaba con la preparación del lugar: mesas, decoración, proyección… El paso previo a la acogida semanal ha sido siempre media hora de oración por parte de los componentes del equipo ante el santísimo. Desde el mes de septiembre se comenzó a formar el equipo y semanalmente se fue reuniendo para leer los hechos de los apóstoles y hacer un momento de oración. Esto hace que el momento más importante de Alpha sea el dedicado al Espíritu Santo y la oración que en ese momento se hace s por cada uno de los que participan.

 

Uno de los jóvenes que ha participado con veinticinco años nos explica lo vivido: “Alpha joven comenzó como un interrogante, más tarde se convirtió en una experiencia personal. Ha sido un recorrido hacia la introspección espiritual que me ha ayudado a poner en perspectiva aquellos aspectos de mi vida que aunque latentes, estaban enterrados bajo la superficialidad del estilo de vida actual; un viaje que no se sabe cómo empezó, ni siquiera si realmente ha terminado. Tan solo hay una cosa segura: Alpha es el agua que riega la semilla de la espiritualidad que toda persona posee, y por ello, uno ya no será el mismo que inició este viaje.” (R.B.)

 

La realización de esta experiencia por parte de los católicos de Burgos tiene su origen en la participación de nuestra diócesis en el congreso nacional de pastoral juvenil celebrado en noviembre de 2012 en Valencia. Allí, en uno de los talleres, se explicaba este método. A partir de entonces llegó a Burgos la experiencia de Alpha con adultos y ahora, desde la delegación de juventud en colaboración con Cáritas, llega Alpha joven con el objetivo de que termine siendo una experiencia parroquial.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión