La sociedad que quedará tras la crisis, tema de reflexión en la asamblea de formación sociopolítica

A raíz de las elecciones del 24 de mayo, el departamento de sociopolitica de la diócesis celebró ayer una asamblea en la que se analizaron los elementos que contribuirán a cambiar la sociedad tras la crisis.

 

Tras la jornada de elecciones que ha tenido lugar este pasado fin de semana, el departamento de sociopolitica de la diócesis celebró ayer la asamblea titulada “¿Qué sociedad saldrá de la actual crisis?”

 

DSC_0260

Intervención de Alfredo Calvo, responsable de Comunicación y Sensibilización de Cáritas Burgos

 

Los salones parroquiales de San Martín de Porres fue el marco escogido para desarrollar el evento, que se centró en una reflexión a partir de los datos aportados por el VII Informe Foessa. La sesión comenzó con una exposición de los contenidos, en la que se habló de la privatización del vivir social, de la distribución de la renta, las condiciones de vida y las políticas redistributivas. El hecho de la la fractura social y el aumento de las diferencias entre ricos y pobres, o los trabajos poco cualificados que numerosas personas con formación deben vivir fueron otros de los temas expuestos. Por último, dentro de este apartado se expuso la situación actual del estado de bienestar de España. Finalmente, se analizó qué sociedad será la que salga de la actual crisis.

Los cambios producidos por la crisis

Posteriormente, se dio paso a la reflexión sobre los contenidos expuestos. Queda claro que tras la crisis, cambiarán muchas formas de convivencia y justicia, y es interesante ver qué tipo de personas y sociedad impulsarán estos cambios. Debido a esta transformación, se ha denominado a esta crisis como “civilizatoria”.

 

Los cambios también se producirán en el sistema, que ha quedado en entredicho debido a que no ha permitido crecer en equidad a todas las personas que componen la sociedad. En esta línea, los nuevos modelos económicos y laborales también fueron objeto de debate y análisis.

 

Otro campo que ha quedado seriamente tocado por la crisis es el político, y las elecciones del pasado fin de semana han sido la demostración de que la sociedad ya no responde a los partidos que hasta ahora habían gobernado España, sino que busca savia nueva. Así, el tema en este apartado se centró en qué actuaciones políticas que se están viendo estos días hay motivos para una perspectiva de esperanza.

Lejos de un debate pesimista, en los tres grupos de trabajo que se formaron se recogieron numerosas iniciativas empresariales basadas en la distribución del beneficio industrial y en potenciar el bien común.  Si estas se extendieran, se conseguiría en breve habrá una legislación que las incentive.
A pesar de la referencia permanente a los partidos políticos, no se entró en una valoración de los últimos resultados electorales. Los 50 asistentes constataron la importancia de impulsar iniciativas ciudadanas para que los derechos lleguen a todos: ‘si la realidad empuja termina imponiéndose’.

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión