Jóvenes burgaleses participan en una experiencia misionera en Perú

Jóvenes burgaleses pertenecientes a la Milicia de Santa María participaron a lo largo del último mes en una experiencia misionera en Perú, realizando distintas labores de apostolado y varios trabajos en el ámbito de los medios de comunicación de la zona.

 

milicia santa maria peru

Jóvenes participantes en la experiencia misionera, junto con el sacerdote y consagrados que los acogieron durante esos días en Perú.

 

El pasado sábado 22 de agosto volvían de Perú un grupo de universitarios pertenecientes a la Milicia de Santa María. Han pasado allí el último mes realizando una experiencia misionera, entre labores de apostolado y distintos trabajos en el ámbito de los medios de comunicación de la zona.

 

La idea era “vivir esta experiencia misionera que nos sirviera para seguir creciendo como jóvenes y como cristianos que somos”, comenta José María Ausín, uno de los que han integrado el equipo de esta misión. Gracias a la propuesta de la Cruzada de Santa María, que coordina la actividad -existen hogares allí en Perú desde hace años- estos jóvenes burgaleses saltaron el charco el pasado 21 de julio para vivir esta experiencia que se ha dividido en varias etapas.

 

La primera de ellas, en las que ha permanecido todo el grupo unido, se ha desarrollado en Lima, la capital, conociendo la zona y participando en las diferentes labores de apostolado que allí desempeñan los militantes de Santa María. En la segunda etapa, los jóvenes se dividieron en dos grupos. El primero de ellos se desplazó hasta la localidad de San Ramón a trabajar con el padre Alfonso Tapia, un sacerdote misionero burgalés. El resto de jóvenes marchó a Arequipa, donde participaron en diferentes labores de misión universitaria, en medios de comunicación… siempre “abiertos a las necesidades que fueron surgiendo y a cualquier cosa en la que pudiéramos ayudar”, comenta Ausín.

 

Tras un par de días de turismo por la zona, los jóvenes concluyeron esta experiencia con unos días de ejercicios espirituales para “redondear y poner el broche a todo lo vivido”.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión