Los arciprestazgos de la ciudad celebran varias vigilias por la vida consagrada

Dentro de los actos con motivo del año de la vida consagrada, las parroquias de San Lesmes, Real y Antigua de Gamonal y la iglesia de la Merced acogieron ayer sendas vigilias de oración por las vocaciones religiosas y en agradecimiento por el don que suponen para la Iglesia burgalesa.

 

<
>

 

El año de la vida consagrada marcó ayer el calendario de la diócesis de una forma peculiar. Y es que los tres arciprestazgos de la ciudad –Vena, Vega y Gamonal– celebraron sendas vigilias de oración por y con la vida consagrada. Organizadas por CONFER Burgos, y en colaboración con las parroquias de cada una de las zonas, las vigilias sirvieron para agradecer a Dios el don de los religiosos y pedir un aumento de las vocaciones consagradas, tan necesarias en la vida de la Iglesia.

Riqueza religiosa en el Vega

El arciprestazgo de Vega, situado en la margen sur del río Arlanzón, cuenta con 37 comunidades religiosas, de las cuales 9 son masculinas y 28 femeninas. Esta riqueza de comunión eclesial que abarca la enseñanza, la labor asistencial y la vida contemplativa motivó un encuentro de oración arciprestal organizado por CONFER diocesana. El acto tuvo lugar el viernes 9 de octubre en la iglesia de Jesuitas. Contó con la participación de 150 personas entre religiosos y laicos. Igualmente, se unieron a la oración desde sus conventos y monasterios las ocho comunidades contemplativas (1 masculina y 7 femeninas).

Parroquias de Gamonal

La parroquia de Nuestra Señora la Real y Antigua de Gamonal fue el lugar escogido para celebrar otra vigilia en el arciprestazgo de Gamonal. En ella, los religiosos “celebraron el gozo de haber sido llamados por Jesús a su seguimiento en pobreza, castidad y obediencia”. El texto de San Marcos 3, 13 orientó, –como la clave en un pentagrama–, la melodía de la oración: Llamo a los que El quiso para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar”

 

Hubo tiempo también para escuchar las palabras que el papa Francisco ha dirigido en distintas ocasiones a los consagrados: “Los religiosos y religiosas están llamados a ser expertos en comunión”… “Que sea siempre verdad lo que dije una vez: donde hay religiosos, hay alegría”… “Espero que despertéis al mundo, porque la vida consagrada es profecía”…. “Hay toda una humanidad que espera, no os repleguéis en vosotros mismos”… Encontraréis la vida dando la vida, la esperanza dando esperanza, el amor amando”.

Arciprestazgo del Vena

También las parroquias del arciprestazgo del Vena celebraron otra oración, esta vez teniendo como marco la parroquia de San Lesmes Abad. El acto sirvió para agradecer la vida religiosa en esta zona de la ciudad, a la vez que se oró de modo especial por las vocaciones consagradas.

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión