El Año de la Misericordia marca el encuentro diocesano de jóvenes

Una treintena de jóvenes ha participado el pasado fin de semana en el encuentro organizado para ellos desde la delegación de Juventud. Bajo el lema «Bienaventurados los misericordiosos», el encuentro ha conjugado momentos de convivencia con formación, diversión, oración y turismo.

 

<
>

 

Bajo el lema «Bienaventurados los misericordiosos», una treintena de jóvenes ha participado a lo largo del último fin de semana en el encuentro que para ellos ha organizado la delegación diocesana de Infancia y Juventud. En el evento, que ha tenido lugar en Briviesca, han participado jóvenes de diferentes parroquias de Burgos: San Gil, San Pedro de la fuente, San Pedro y San Felices, San Juan evangelista, San Cosme y San Damián, Real y Antigua, San Lesmes, San José Obrero, Nuestra Señora del Pilar y el del grupo Parteluz.

 

En este encuentro se han tenido momentos de formación, diversión, comunión, oración, turismo y naturaleza. En la tarde del viernes comenzaba este encuentro y después de un primer momento de formación tras la cena, los jóvenes participaron en el turno de una a dos de la madrugada en las 24 horas de oración organizado desde el arciprestazgo Oca-Tirón.

 

La mañana del sábado comenzaban la peregrinación caminando hasta el santuario de Santa Casilda. Una vez allí los jóvenes atravesaron la puerta santa y fueron acogidos por el canónigo capellán del santuario. Con la comida y el momento de compartir la vida de cada uno de los participantes partiendo del mensaje del papa para la JMJ de este año, se llegó de nuevo a la capital de la Bureba y visitaron uno de sus lugares de interés, el monasterio de Santa Clara. El compartir de nuevo la mesa el momento final para «ser cien por cien corazón», sirvieron para volver cada uno de los jóvenes a sus lugares de origen y haber podido descubrir un poco más el sentido de la palabra «misericordia».

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión