La diócesis celebra el Día del Misionero Burgalés

Como cada junio, la diócesis celebró ayer en Arcos de la Llana el Día del Misionero Burgalés, una jornada organizada por la delegación de misiones de la diócesis de Burgos, con el objetivo de rendir homenaje a los misioneros burgaleses que son «Testigos de la misericordia en el mundo».

 

<
>

 

Se trata de una jornada de hermandad en la que pretende poner en primer plano a sacerdotes, seglares, religiosos y religiosas que habiendo nacido a la fe en las comunidades parroquiales burgalesas, un día sintieron la llamada de Señor para anunciar el Evangelio en pueblos y culturas diferentes a las de origen.

 

Estos encuentros se iniciaron en 1987 por la delegación de misiones en Burgos y van acompañados, cada año, por un lema que sirva da como punto de referencia e iluminación para la celebración. El lema de este año es «Testigos de la Misericordia en el Mundo» con motivo del Jubileo de la Misericordia.

 

Para Sor Ana Isabel Saiz, misionera de la Hija de la Caridad y asistente al evento, la misericordia de Dios tiene una doble vertiente, «es la misericordia que Dios tiene conmigo y es la que encuentro yo en las personas necesitadas». Además considera que ser misionera es «un descubrimiento de la vocación, del servicio a los demás, de ayuda».

 

Este año, Arcos de la Llana fue el lugar escogido para celebrar el Día del Misionero Burgalés. Tras la acogida general a las doce del mediodía y la bienvenida de las autoridades a los misioneros y sus familiares y amigos, tuvo lugar una eucaristía concelebrada y presidida por el Arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez Vegas. Después, los asistentes al acto, pudieron disfrutar de una comida compartida, sobremesa y, como acto de conclusión, de un rosario misionero, rezado por cinco misioneros quienes a su vez pudieron dar su testimonio al término de cada misterio.

Burgos, tierra de misioneros

La región de Burgos cuenta con 730 misioneros y misioneras evangelizando en 55 países. Es una de las diócesis de España que más misioneros posee en misiones. Desde la delegación de misiones afirman que «muchos de ellos se encuentran en el ocaso de su entrega misionera por razones de edad. Por ello es importante rogar a Dios que envíe nuevos misioneros, pues no hay que olvidar que la vocación es un don que hay que pedir con insistencia».

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión