El ministro del Interior pide a Santa María La Mayor la protección para la Guardia Civil

Ha sido en el transcurso de una eucaristía en la catedral con motivo de los actos que se están desarrollando en Burgos con motivo de la fiesta de la patrona del Cuerpo, la Virgen del Pilar. El ministro ha entregado un broche a Santa María La Mayor implorando ayuda y protección para toda la Benemérita.

 

<
>

La Guardia Civil ha buscado hoy la bendición de la Virgen María para «una profesión consagrada al servicio de la sociedad, al servicio de España, llevada a cabo en base a los firmes valores que le fueron inculcados». Así lo ha asegurado el ministro del interior, Jorge Fernández-Díaz, en la eucaristía en honor de la Virgen del Pilar que ha acogido esta mañana la catedral de Burgos dentro de los actos que la Benemérita está desarrollando en la ciudad con motivo del día de su patrona. Ante la presencia del arzobispo y el vicario general castrense, el director de la Guardia Civil, cuerpos de seguridad del Estado y autoridades autonómicas, provinciales y locales, Fernández Díaz ha pedido a Santa María La Mayor que «proteja a los guardias civiles de Burgos y de España entera en el difícil y sacrificado camino que estos hombres y mujeres eligieron».

 

La advocación como patrona a la Virgen del Pilar por parte de la Benemérita empezó en 1864 en el cuerpo de guardias jóvenes de Valdemoro. Una «feliz protección» que más tarde se extendió a todo el cuerpo de la Guardia Civil, siendo reconocido por el rey Alfonso XIII en 1913 como patrona oficial del cuerpo, «que se enorgullece de encontrar en ella su refugio y abrigo», tal como ha indicado el ministro. «Hoy soy yo quien tiene el honor de peregrinar hasta tu altar y de postrarse ante ti; esta vez en nombre y en representación de todos los guardias civiles, quienes vienen con humildad a mostrarte su cumplida gratitud por los continuos favores que le otorgas, por el auxilio que les demuestras y por velar por ellos con tus ojos de ternura y comprensión». Así ha orado momentos antes de entregar al arzobispo un broche para Santa María La Mayor que «quiere ser una pequeña muestra del sincero homenaje que te rinden los guardias civiles». «A cambio –ha dicho Fernández Díaz– nos atrevemos a implorar tu protección» para todo el cuerpo de la Benemérita, pos sus familias y por «los que han caído en el cumplimiento del deber».

Haciendo bien a la sociedad

En su homilía, el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, ha asegurado que «no es una exageración decir que el pueblo español ama y valora altamente a la Guardia Civil». Para el pastor de la diócesis «es el común sentir de todos los presentes», a la vez que ha afirmando que «nos alegra hondamente dar gracias a Dios y pedir su especial bendición para toda la Guardia Civil y al mismo tiempo por sus familiares y seres queridos».

 

Al igual que María acompañó a los apóstoles en la etapa de santificación de la Iglesia en la espera del Espíritu Santo en Pentecostés, ha pedido a la Virgen que «acompañe a la Guardia Civil, que la tiene como patrona», a la vez que ha exhortado a los presentes a dejarse acompañar «por esta protección de nuestra madre».

 

El pastor de la diócesis ha concluido su predicación asegurando poner ante el altar «de forma muy especial a la Guardia Civil para que Dios les siga acompañando y nosotros sigamos queriendo a este cuerpo que tanto bien ha hecho, está haciendo y hará».

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión