El Consejo de Pastoral conoce la sociología de la provincia y la imagen pública de la diócesis

Con la reunión de hoy, el Consejo de Pastoral ha tratado de descubrir cómo la sociedad y los medios de comunicación sienten y perciben a la Iglesia y su labor.

 

consejo diocesano pastoral

La reunión se ha desarrollado esta mañana en el Seminario.

 

Esta mañana ha tenido lugar en el Seminario de San José una nueva reunión ordinaria del Consejo Diocesano de Pastoral. En esta ocasión, sus miembros han reflexionado sobre la imagen que la sociedad burgalesa percibe sobre la diócesis. Y es que uno de los objetivos del actual plan de pastoral es “realizar por parte de las diversas delegaciones y organismos diocesanos un conocimiento cercano de la realidad concreta de su respectivo ámbito para poder iluminarla desde el evangelio”. De ahí que el consejo haya querido abordar hoy de forma amplia cómo es la sociedad burgalesa y cómo esta percibe la naturaleza y misión de la Iglesia. Para ello han contado con dos ponencias, la del sociólogo y profesor de la UBU, Óscar López de Foronda, y la de la periodista de la cadena Ser de Aranda de Duero, Elena Lastra. Ambos han señalado a través de dos breves exposiciones cómo es la situación sociológica de la provincia y cómo la opinión pública en general valora la labor de la Iglesia burgalesa.

 

Tras sus intervenciones y posterior diálogo con los ponentes, los asistentes al Consejo han reflexionado en pequeños grupos de trabajo sobre lo expuesto en las intervenciones y han buscado modos y pistas para lograr una mayor presencia en la sociedad y una mejor manera de dar a conocer de modo más conciso su naturaleza y misión.

 

El Consejo Diocesano de Pastoral es el organismo que descubre, estudia y valora los problemas generales de la pastoral diocesana, para hacer un plan orgánico y sugerir prioridades, instrumentos y medios para su solución. Desde el pasado mes de octubre se encargará de revisar año tras años el cumplimento de los objetivos del plan diocesano “Discípulos Misioneros”.

Comentarios

Comentarios: 1

  1. UGL

    Una pequeña aclaración. El profesor López de Foronda no es sociologo. Es profesor de finanzas corporativas de la UBU, amén de numerario del Opus Dei.

    Por otro lado, que alguien que está al servicio del grupo PRISA, anticlerical donde los haya, sea ponente, es sorprendente.

    La verdad, y desde mi humilde opinión, no sé si son los mejores ponentes para exponer qué piensa (o no) la sociedad burgalesa de la misión de la Iglesia. En cualquier caso, para mejorar esa visión, los propios sacerdotes podrían empezar por vestirse como tales (si nos atenemos a la imagen que acompaña a la fotografía):

    Del Directorio para el ministerio y la vida de los presbíteros: “Importancia y obligatoriedad del traje eclesiástico. En una sociedad secularizada y tendencialmente materialista, donde tienden a desaparecer incluso los signos externos de las realidades sagradas y sobrenaturales, se siente particularmente la necesidad de que el presbítero –hombre de Dios, dispensador de Sus misterios– sea reconocible a los ojos de la comunidad, también por el vestido que lleva, como signo inequívoco de su dedicación y de la identidad de quien desempeña un ministerio público (247). El presbítero debe ser reconocible sobre todo, por su comportamiento, pero también por un modo de vestir, que ponga de manifiesto de modo inmediatamente perceptible por todo fiel, más aún, por todo hombre (248), su identidad y su presencia [mal traducido: “la sua appartenenza”, su pertenencia] a Dios y a la Iglesia.” (nº 61).


Danos tu opinión