Profesores llamados a capacitar el desarrollo de la persona

Esta primera edición de encuentro diocesano de profesores ha incidido en la importancia de buscar el desarrollo de la persona, tanto del alumno como del profesor, convirtiéndose este desarrollo en una manera de evangelizar.

 

<
>

 

 

El pasado sábado 6 de mayo se celebró el I Encuentro diocesano de profesores en el colegio de San Pedro y San Felices de Burgos, al que estaban invitados tanto los docentes de la escuela concertada como pública, ya fuesen profesores de religión como de cualquier otra materia, pero que sienten y viven su identidad cristiana. El encuentro llevaba por lema «Cómo enseñar sin aparcar nuestra fe» y contó con una conferencia impartida por José Luis López Morán, sacerdote y profesor emérito de Derecho de la Universidad de Oviedo.

 

Según Román Pardo Manrique, quien formaba parte de la coordinación de este evento, “su charla fue dinámica y divertida, subrayó que la identidad del profesor cristiano sea cual sea la materia que imparta es potenciar y capacitar el desarrollo de la persona como tal. No somos productores de seres humanos ni de una sapiencia sin más ni una técnica, sino que vamos a desarrollar en nosotros -y esta es una buena forma de evangelizar- aquello que  implica nuestra realidad natural. Por lo tanto, el centro de la educación siempre es la persona, y el desarrollo de la persona va a implicar necesariamente el desarrollo y la práctica de esa evangelización de aquel que se identifica como profesor, educador y maestro cristiano”.

 

Una de las finalidades que también tuvo este encuentro fue la posibilidad de que sirviera como impulso para comenzar un asociacionismo de profesores cristianos en la diócesis de Burgos. Esta primera edición contó con cerca de 80 profesores, de los cuales unos 40 mostraron su interés por asociarse.

 

La charla dio paso a un diálogo fructífero y a continuación se procedió a una pequeña oración en la iglesia de San Pedro y San Felices.

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión