Los «Grupos de Jesús» se consolidan en la diócesis de Burgos

La parroquia de San Juan de Ortega acogió el pasado 30 de junio el primer encuentro de los cuatro grupos de la ciudad. Actualmente exiten otros dos en Aranda y uno en MIranda.

GJSanjuandeortega2

 

El 30 de junio tuvo lugar en la Parroquia de San Juan de Ortega el primer encuentro de «Grupos de Jesús». La reunión dejó constancia de que esta iniciativa mundial, iniciada por el sacerdote José Antonio Pagola hace apenas una década y con más de mil grupos por todo el mundo, llegando a países como Nigeria, Suecia o Noruega, ha prendido con fuerza en Burgos.

 

El objetivo de estos grupos es volver a la persona de Jesús, desde la conversión personal y grupal, gracias a una lectura del Evangelio que pretende reproducir los que experimentaron los discípulos que escuchaban al Maestro. Los materiales están recogidos en el libro Grupos de Jesús. El biblista ha creado el hipotético itinerario doctrinal que Jesús trato de explicar, de forma sencilla, a sus discípulos. Para ello, parte de la resurrección y la llamada a los discípulos, tratando de desgranar, por bloques, cada uno de los contenidos más relevantes.

 

El éxito de difusión de estos grupos se encuentra en su método, en el que la lectura atenta y la comunicación prevalecen sobre la clase magisterial. Cada miembro del grupo se anima a compartir en tanto en cuanto ha sentido el impacto y el asombro ante una enseñanza de Jesús desconocida hasta ahora. Algo así como pudieron sentir Pedro, Santiago o Tadeo. En los grupos, Jesús es el Maestro, y, los miembros del grupo discípulos. De ahí que la figura del coordinador sea secundaria e intercambiable.

 

En este momento hay siete grupos consolidados en la diócesis de Burgos: dos en Aranda, uno en Miranda y cuatro en la ciudad. El encuentro del pasado viernes se desarrolló con los grupos de la ciudad. Tres de ellos corresponden a grupos de adultos parroquiales. El más longevo (tres años) se reúne en San Pablo y cuenta con dieciocho miembros. Existe otro en San Antonio Abad, con dos años y siete miembros y, el más reciente, en San Juan de Ortega, con diez miembros. También hay grupo que se reúne en las instalaciones de la Institución Teresiana y que integra a miembros de la propia institución, así como otras personas voluntarias de la pastoral penitenciara o la pastoral gitana.

 

La experiencia de este encuentro dio cuenta del entusiasmo de sus participantes, que constataban sentirse ‘enganchados’ por la causa de Jesús. Gracias a los encuentros semanales o quincenales han recuperado el carácter interpelante y asombroso de la persona de Jesús.

Comentarios

Comentarios: 1

  1. Pizarro

    Aún a riesgo de que mi comentario pueda no ser publicado (como ya ha sucedido en dos ocasiones anteriores), me veo en la obligación moral de enviarlo.
    El señor Jose Antonio Pagola (no Pagona) es, eclesialmente y teológicamente hablando, peligroso. Ya su libro sobre Jesús creó gran controversia, hasta el punto de que, pese a ser revisado en sendas ocasiones, la CDF mantiene a día de hoy su negativa a concederle el imprimatur (incluso con el previo nihil obstat del pro-etarra obispo emérito Uriarte). En dicho libro, el teólogo vasco mantiene una disociación entre el Jesús histórico y el de la fe inaceptable para la doctrina católica, de manera que nos podemos imaginar la doctrina que se puede encontrar en los llamados “Grupos de Jesús”, un itinerario, cuanto menos, peligroso y que debería mantener a alerta a cualquier diócesis.
    El problema de teólogos progresistas como Pagola se podría resumir en tres palabras: “no tienen fe“. Así de simple: imbuidos de arrianismo no pueden creer que realmente Cristo hizo milagros, ni mucho menos que ha resucitado. Para creer esto se necesita fe y ellos la han perdido y quieren hacer que todos los demás adopten una fe católica adulterada como la que ellos tienen.
    Sé que expresar opiniones de este tipo no gusta al stablishment eclesial, pero es la verdad, y pido que, al menos, se deje constancia de que no todos estamos obligados a comulgar con ruedas de molino ni a tolerar situaciones que, bajo mi humilde opinión, hacen un daño terrible a los fieles.


Danos tu opinión