«La pastoral universitaria tiene el reto de la formación para dar razón de nuestra fe»

Raquel Pérez es una de las organizadoras del encuentro de pastoral universitaria que aborda las funciones de esta en un ambiente cambiante como el que se vive actualmente en la educación.

 

raquel perez

 

Raquel Pérez es la directora secretariado de la subcomisión episcopal de universidades de la Conferencia Episcopal en Madrid. Participa en el 32 Encuentro de delegados de pastoral universitaria que se celebra en Burgos desde ayer, y a la que también asisten los responsables de dicha pastoral de las universidades católicas. «Celebramos este encuentro en Burgos con la idea de poder conocer otras realidades locales, otras iglesias particulares y qué labor se está llevando a cabo en la pastoral universitaria en estos casos. El tema que abordamos este año es la pastoral ante los nuevos retos que se presentan en la actualidad».

 

¿Y cuáles son estos nuevos retos? Ante esta cuestión, Raquel explica que «están apareciendo nuevos agentes en los espacios formativos, surgen nuevas escuelas que trabajan competencias y habilidades ante las cuales vemos que la Universidad tampoco termina de dar respuesta». Aunque el plan Bolonia trabaja más desde las competencias, «salta a la vista que no siempre los egresados de estas universidades llegan a tener estas competencias. Además de este tema, pondremos en común si la Universidad es realmente generadora de cultura en nuestras sociedades, cuál es su papel respecto al empleo, las nuevas necesidades sociales y las profesiones; qué tipo de personas está formando la Universidad o si ésta nos está preparando para un mundo donde la tecnología y la robótica se va imponiendo».

 

Para la pastoral universitaria es, por lo tanto, un momento de búsqueda y de hallar el mejor modo de estar presente en el entorno universitario. Y es que las personas a quienes se dirigen son diversas y variadas: desde los jóvenes y sus peculiaridades, al profesorado y el personal de administración y servicios. «Tenemos el modelo de la sal y de la luz (ser la sal de la tierra y la luz del mundo, como se expone en el Evangelio). Pero creemos que son también importantes las actitudes con las que se acomete nuestra presencia como docentes y estudiantes católicos entre los demás compañeros».

 

Otro tema de la pastoral universitaria de hoy, es si debería estar presente en otros espacios o sólo en la Universidad, y en cuanto al anuncio del evangelio en este contexto cultural y sobre si son compatibles ciencia y fe, Raquel comenta: «Se ha de estar presente en este diálogo entre fe y razón, vemos que a veces no tenemos el vocabulario y el lenguaje que hace falta para abordar este diálogo. Así que tenemos el reto de la formación. Necesitamos formarnos para dar razón de nuestra esperanza, explicar esa razonabilidad de la fe a nuestros contemporáneos. Y tenemos también el reto de estar como una confesión religiosa, con una fe que se ve como algo inherente al hombre, al ser humano que es capaz de trascender y de abrirse al misterio».

 

Sobre si la Iglesia tiene hueco en este ambiente o si se la quiere suprimir, Raquel explica que «estamos en una sociedad plural, por lo tanto hay que saber estar en todos los espacios. Los creyentes han de participar en todos los foros y los laicos desempeñan el gran papel de iluminar con espíritu evangélico las realidades temporales, que es a lo que estamos llamados. Habrá momentos en los que tropezaremos con dificultades, pero eso no es motivo para achicarnos ni tener miedo, aunque tampoco hay que ir con un espíritu de lucha o apologético. Nuestra presencia debe ser de mediación, de diálogo y de deseo de tender puentes. Contamos con espacios comunes, donde todos podemos tener la palabra, también la Iglesia católica».

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión