Cáritas y Diputación renuevan su compromiso social en la zona rural

A través de un convenio dotado con 26.000 euros, Cáritas se compromete a «seguir desarrollando su actuación en la provincia», donde «los problemas se cronifican aún más».
El presidente de la Diputación y el director de Cáritas firmaron ayer el convenio.

El presidente de la Diputación y el director de Cáritas firmaron ayer el convenio.

 

Cáritas Diocesana y la Diputación Provincial de Burgos firmaron ayer, por cuarto año consecutivo, un convenio de colaboración con el fin de atender las necesidades sociales más urgentes en los pueblos de la provincia. Con una dotación de 26.000 euros, idéntica a la del año pasado, la Iglesia burgalesa se compromete así a desarrollar actuaciones de carácter social en las zonas rurales.

 

El convenio contempla diferentes actuaciones por parte de la institución caritativa de la Iglesia, como atender a las ayudas de urgente necesidad que, por motivos administrativos, la Diputación no pueda cubrir de inmediato; el desarrollo de módulos formativos para colectivos en situación de riesgo o exclusión, y sufragar gastos derivados del fallecimiento de alguna persona sin recursos. Además, se promueven otras actividades de ocio y tiempo libre en centros de acompañamiento a menores en el norte y sur de la provincia. Es Cáritas Burgos la encargada de cubrir, con sus propios recursos económicos, las ayudas en el mundo rural que el convenio firmado ayer no logre financiar.

 

De hecho, Cáritas acompañó el año pasado a 41 familias en la provincia a través 124 ayudas por un valor total de 40.514 euros. En lo que va de año, se han sufragado también los gastos por defunción de dos fallecidos en la zona rural. Además, 94 personas de seis municipios se beneficiaron de los talleres de formación ocupacional y 559 menores pasaron por los centros de acompañamiento a niños, adolescentes y jóvenes en Lerma y Villarcayo a través de actividades de ocio y tiempo libre y apoyo escolar.

 

Jorge Simón, director de Cáritas Burgos, asegura que el convenio rubricado ayer es «necesario e imprescindible». La entidad trabaja con un «problema cronificado», por lo que esta aportación permite «seguir desarrollando la actuación». Por su parte, la renovación del acuerdo permite «atender a personas que requieren ayudas para cubrir su día a día», tal como aseguró el presidente de la Diputación Provincial, César Rico.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión