El equipo de pastoral del sordo avanza hacia la creación de un secretariado específico

Mañana se celebrará la última misa del curso con lengua de signos, una experiencia que se retomó en el mes de noviembre en la parroquia de San Martín de Porres y que ha gozado de una gran acogida.
sordo

 

La pastoral del sordo en nuestra diócesis sigue avanzando hacia la creación de un secretariado propio, después de un curso en que se ha intensificado su actividad. En noviembre de 2017, después de varios años de parón, se retomaron las misas con lengua de signos, que se han celebrado una vez al mes, los terceros sábados a las 8’30 de la tarde. La parroquia de San Martín de Porres es la que ha acogido esta experiencia, integrando a un intérprete en una de sus misas ordinarias, en las que participan los fieles habituales de la parroquia y ahora también un buen grupo de personas sordas que ha ido creciendo en estos meses. Segisfredo Oñate y Carlos Palacios son los dos sacerdotes que acompañan al equipo, que se reúne siempre la víspera de las celebraciones para prepararlas adecuadamente. La última de las misas de este curso se celebrará mañana, para reanudarse de nuevo en septiembre.

 

Además de las de los sábados, hay otras dos eucaristías anuales que se celebran en la sede de la Asociación Fray Ponce de León (toma el nombre de este benedictino de Oña que en el s. XVI fue un gran educador de sordos): una es en noviembre, por los difuntos, y otra en julio, con motivo de la fiesta de la asociación. Además, ya están pensando en nuevos proyectos para el curso próximo: preparar materiales litúrgicos audiovisuales, algunas charlas de reflexión y formación en tiempos litúrgicos fuertes y otras actividades.

 

Asimismo, del 5 al 9 de julio, tres miembros del equipo viajarán a Málaga para participar en el XXVIII Encuentro Nacional del Sordo y Sordociego que organiza la Conferencia Episcopal.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión