Burgos celebra el diálogo entre fe y cultura en el 797 cumpleaños de su catedral

El arzobispo recuerda en la misa solemne del aniversario de la dedicación de la seo que «el templo en sí mismo tiene razón de ser, pero siendo conscientes de que Cristo es la piedra angular».
<
>

 

Cientos de burgaleses han querido hoy «cumplir» con la Catedral y han abarrotado la seo para celebrar el 797 aniversario de la colocación de la primera piedra por el obispo don Mauricio y del rey Fernando III el Santo. Para ellos, y «para miles de personas que a lo largo de los siglos han hecho posible que hoy celebremos este cumpleaños», ha tenido palabras de agradecimiento el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, en la solemne eucaristía con la que la diócesis ha iniciado ya la conmemoración del VIII Centenario.

 

«Nuestra tarea es recibir con agradecimiento esta realidad preciosa que se nos ha dado, abrirnos a todo lo que nos está ofreciendo y preparar el futuro para seguirla transmitiendo a otras generaciones como don, como iglesia catedral y como casa de todos», ha invitado el pastor. En su homilía, y apoyándose en la lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Efesios, don Fidel ha querido recordar que «el templo en sí mismo tiene razón de ser por nosotros y para nosotros, pero siendo conscientes de que Cristo es la piedra angular».

 

El arzobispo ha querido sumarse también al ruego de Salomón, aludiendo a la lectura del primer libro de los Reyes: «escucha nuestras súplicas cuando te invoquemos desde aquí, desde este templo, por esta diócesis, ciudad, por esta provincia». Asimismo, ha expresado finalmente su deseo de que todas las celebraciones que ahora se inician en torno al VIII Centenario «nos ayuden a encontrarnos más y mejor con Dios, los demás miembros de la Iglesia y con la sociedad».

 

En la misa estacional, a la que ha asistido la consejera de Cultura, Josefa García Cirac, así como las primeras autoridades de la ciudad y patronos de la Fundación VIII Centenario, han concelebrado más de 80 sacerdotes, entre ellos, el obispo emérito de Jaén, don Ramón del Hoyo López, y los abades de los monasterios de Santo Domingo de Silos y San Pedro de Cardeña, Lorenzo Maté y Roberto de la Iglesia.

 

La parte musical ha corrido a cargo de la Orquesta Sinfónica de Burgos y el Coro del Colegio de Economistas de Cantabria, bajo la batuta de Paula Sumillera, que han interpretado el Magnificat de John Rutter y han arrancado a los asistentes más de un minuto de aplausos al finalizar la celebración litúrgica.

Comentarios

Comentarios: 1

  1. pedro javier rodriguez

    ¿Donde se puede leer toda la homilia?


Danos tu opinión