Concluye la visita del arzobispo a la Unidad de Villarcayo

Don Fidel visitó el domingo varias localidades del valle de Valdebezana y Merindad de Valdeporres: Cubillos del Rojo, Santelices, Pedrosa de Valdeporres, Soncillo, Ahedo, Argomedo y Bezana.
<
>

 

El pasado domingo concluyó la visita pastoral del arzobispo, don Fidel Herraéz Vegas, a las parroquias de la unidad de atención pastoral de Villarcayo. Las últimas localidades en ser visitadas fueron las del valle de Valdebezana y Merindad de Valdeporres.

 

La primera parada de la mañana fue en Cubillos del Rojo y Santelices, donde el arzobispo pudo saludar a sus gentes, conocer las iglesias y rezar por los difuntos. A continuación, se dirigió a la residencia de ancianos «Condado de la Revilla» de Pedrosa de Valdeporres, donde le esperaba la corporación municipal junto con empleados y ancianos del centro de la tercera edad. Saludó personalmente a todos, los bendijo y compartió con ellos un pequeño aperitivo. En la parroquia de la misma localidad se celebró la Eucaristía, a la que se acercaron vecinos de los pueblos de la zona que llenaron el templo. Tras la misa hubo un vino español para disfrutar de la compañía de don Fidel, fotografiarse con él y compartir penas y alegrías. A mediodía, se acercó a Soncillo para celebrar la Eucaristía y seguir saludando y animando a la comunidad parroquial.

 

Por la tarde, el pastor de la diócesis conoció varios pueblos más. En Ahedo disfrutó de un rato agradable acompañado de pastas. En Argomedo se encontró con un pequeño grupo de personas que compartieron su preocupación por la despoblación de la zona. Quedaba por visitar la residencia de la tercera edad de Soncillo, «Virgen del Campo». Fue recibido con el canto popular de la Salve y una merienda. Don Fidel, como acostumbra, saludó uno a uno a los ancianos, al personal de la casa y familiares de los residentes. Antes de regresar a Burgos, a última hora de la tarde, paró en Bezana y saludó a los fieles, que le manifestaron su preocupación por el estado del tejado de la Iglesia. La visita concluyó con una oración por los vivos y difuntos del pueblo y la foto de familia.

Comentarios

Comentarios: 1

  1. Laly

    Fue una visita muy especial y muy esperada yo no había tenido la suerte de tener en Soncillo a nuestro Sr arzobispo desde q me confirme y de eso hace tiempo. D. Fidel muy próximo al pueblo muy humano fue perfecto y su esfuerzo de tantos pueblos visitados es de agradecer muchísimo su generosidad. muchas gracias De. Fidel. Y muchísimas gracias José María Soncillo ha dado un giro de 360grados con el, siempre está ahí para todos. Gracias


Danos tu opinión