La feminización de la pobreza, en el foco de los miércoles solidarios de Miranda

Las conferencias en esta edición se han completado con una exposición que durante la última quincena del mes aún podrá verse en la Casa de Cultura.
<
>

 

Como cada mes de abril, han vuelto los miércoles solidarios a Miranda de Ebro. Este año los actos se han dedicado al tema de la feminización de la pobreza.

 

La primera de las charlas corrió a cargo de Tania Cañas Siriany, activista salvadoreña especializada en derechos humanos, quien contó su experiencia con mujeres dedicadas al trabajo doméstico y otros colectivos y disertó acerca del rostro femenino de la pobreza. Situó el origen de dicha feminización en la cultura patriarcal y el capitalismo, al fomentarse un sistema piramidal que solo busca la ganancia económica. Frente a ello, la ponente insistió en la necesidad de situar a la persona como centro. Apuntó como posibles causas la dificultad de las mujeres para acceder a la cultura, la brecha salarial y la falta de igualdad de oportunidades, así como la soledad de las personas que cuidan a otras, un trabajo poco valorado y desempeñado, casi siempre, por mujeres.

 

El siguiente acto consistió en una mesa redonda en la que participaron cinco mujeres. María Ángeles Vereas, en representación de Cáritas Miranda, fue la moderadora de una tarde en la que intervinieron también Cristina de la Torre (por parte de CC.OO.), Rosa Díez (AMYCOS), Montserrat Cantera (Casa de la Igualdad) y Esther Díaz (HOAC). Cada una de ellas, desde la realidad en la que se mueve, fue aportando su visión acerca de la feminización de la pobreza.

 

Finalmente se celebró una vigilia de oración en la parroquia del Espíritu Santo, en la que se trató de ver pobrezas con rostro de mujer e iluminarlas desde el Evangelio, a través de los distintos encuentros de Jesús con las mujeres. Se ayudó a los presentes a orar desde la vida, invitándoles a actuar para así poder transformar la realidad y conseguir la igualdad. La vigilia se completó con el tradicional gesto solidario que acompaña a esta iniciativa anual: el donativo de un día de salario, destinado a un proyecto solidario. En este caso, se trataba de colaborar con Cáritas Burgos en la promoción de grupos femeninos de la comunidad rural de Niagha (Senegal).

 

Todos estos actos se han completado con una exposición titulada «La pobreza tiene rostro de mujer», que ha recorrido las parroquias de San Nicolás y El Buen Pastor y, durante la última quincena del mes, puede verse en la Casa de Cultura de la ciudad.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión