El arzobispo comienza su visita a la unidad de atención pastoral de Medina de Pomar

Además de Medina de Pomar, el arzobispo visitó las comunidades parroquiales de Miñón, Rosío, Castrobarto, Santurde, Villacomparada y Torres de Medina.
<
>

 

El arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, se desplazó durante el pasado fin de semana hasta el norte de la provincia para proseguir su visita pastoral a la diócesis, esta vez conociendo algunas de las comunidades parroquiales que componen la unidad de atención pastoral de Medina de Pomar. Durante la jornada del sábado, el pastor de la Iglesia en Burgos mantuvo contacto directo con los fieles de las localidades de Miñón, Rosío, Castrobarto, Santurde, Villacomparada y Torres de Medina. Además, en Medina de Pomar mantuvo encuentros con el Consejo de Pastoral y Economía y con los grupos de parroquia. El mensaje común que el arzobispo trasladó a los fieles fue el de «servir a Dios haciendo felices a los demás».

 

En cada de las comunidades parroquiales, los vecinos congregados mantuvieron un momento de oración seguido de la intervención de varios portavoces, que trasladaron al arzobispo la alegría por su presencia y le informaron sobre las tradiciones de sus respectivas poblaciones, el estado físico de sus respectivas iglesias y algunas de sus preocupaciones, como la despoblación de la zona rural, la merma de sacerdotes para atender los pueblos y las dificultades para vivir su ser cristianos en una sociedad donde se valora poco lo religioso.

 

Don Fidel, por su parte, explicó a los fieles el motivo de su presencia, el sentido de la visita pastoral y su deseo de conocer de primera mano a los fieles y sus iglesias. Con el propósito de dar continuidad al culto, les propuso la celebración de la Palabra animada por algún laico y felicitó a las personas encargadas del mantenimiento de los templos y correspondió a cuantas consultas le transmitieron. También pidió a las familias que animaran a los jóvenes para el sacerdocio. En su despedida tuvo un recuerdo hacia los difuntos, que para él, dieron vida a los pueblos visitados.

 

«Pueblo de Dios en camino»

 

A través de los encuentros con el consejo pastoral y con los grupos, mantenidos en la Fundación Juan del Campo de Medina de Pomar, el arzobispo conoció de primera mano las actividades y objetivos que tratan de hacer que la comunidad cristiana camine como iglesia misionera en la comunión, la formación, la celebración y el compromiso. Felicitó a ambos consejos y les animó a seguir avanzando, señalando que «son Pueblo de Dios en Camino» e invitó a «poner la economía al servicio de la Buena Noticia».

 

La visita pastoral a los pueblos de la comarca continuará los próximos días 3 y 5 de mayo.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión