Hacia una Teología de discernimiento, de misericordia y de acogida

La Facultad de Teología ha inaugurado esta mañana el curso académico con la mirada puesta en el plan estratégico para el próximo quinquenio a partir de la constitución apostólica «Veritatis Gaudium».
<
>

 

Esta mañana se ha celebrado la inauguración del nuevo curso en la Facultad de Teología del Norte de España en su sede de Burgos. El programa de actos daba comienzo con una eucaristía en la capilla del centro de estudios presidida por el arzobispo de la diócesis y gran canciller del centro académico, don Fidel Herráez Vegas, quien ha agradecido la presencia de toda la comunidad académica y su implicación en la «sorprendente y bellísima tarea de ser mediadores del Espíritu y protagonistas en la historia de Salvación. «Nuestra vida transcurre por dos coordenadas creadas por Dios, espacio y tiempo, y a través de ellas se va entretejiendo nuestra realidad eclesial y nuestra realidad social. La historia de Salvación no es paralela, no son dos realidades sino superpuestas sino que no es la misma historia humana abierta a Dios». Herráez ha aprovechado también su homilía para animar a toda la comunidad a implicarse en la Asamblea Diocesana que ya está convocada y «a estar abiertos al Espíritu del Señor, a lo que él pide en estos momentos de cada uno de nosotros y como Iglesia diocesana acojamos y anunciemos».

 

En el acto académico, que ha contado con la asistencia del decano de la sede de la Facultad en Vitoria, Gaspar Martínez, de los directores de los Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (sedes de Tenerife y Gran Canaria), centros agregados a la Facultad de Teología del Norte de España, y del rector de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, el decano, José Luis Cabria, ha puesto el foco en la gran novedad para el curso que ahora comienza: el plan estratégico para el próximo quinquenio, un «proceso de innovación teológica en el que no somos francotiradores». A la luz de la constitución apostólica Veritatis Gaudium, se trata de apostar por una «teología en salida, una teología de la acogida.» Cabria ha recordado las palabras del papa Francisco: la tarea de la teología después de la Veritatis Gaudium es la de sintonizar con el Espíritu de Jesús Resucitado, con su libertad de ir por el mundo y llegar a las periferias, incluso a las del pensamiento. Los teólogos tienen la tarea de fomentar siempre el encuentro de las culturas con las fuentes de la Revelación y de la Tradición. «Se puede y se debe trabajar en la dirección de un “Pentecostés teológico”, que permita a las mujeres y a los hombres de nuestro tiempo escuchar ¨en su propio lenguaje” una reflexión cristiana que responda a su búsqueda de sentido y de vida plena. Para que esto suceda, ciertas condiciones son indispensables, como por ejemplo: partir del Evangelio de la misericordia, asumir seriamente la historia en el seno de la teología, mantener la libertad teológica y adoptar una estructura ligera y flexible que den prioridad a la acogida y el diálogo, al trabajo interdisciplinar y en red».

 

Memoria del curso 2018-2019

 

En la sede de la Facultad de Burgos se matricularon el curso pasado 71 alumnos en Teología, 18 en el Ciclo Institucional, 17 en Licenciatura (9 en Dogmátia y 8 en espiritualidad) y 8 nuevos matriculados en doctorado, a los que hay que añadir los 22 doctorandos que mantienen su matrícula abierta. A estos 71 alumnos hay que sumar por un lado, los 143 de la Cátedra «Francisco de Vitoria», distribuidos de la siguiente manera: en el Seminario de Doctrina Social de la Iglesia, 24 alumnos; en el Aula de Patrimonio Artístico, 45; y en el Aula de Pastoral, 30. Por otra lado, hay 13 nuevos matriculados en el Instituto de Teología a Distancia. Recapitulando, se matricularon en la Facultad de Teología, en sus distintos niveles, 289 alumnos.

 

En cuanto al Instituto Superior de Ciencias Religiosas «San Jerónimo», se impartieron las clases del tercer curso del trienio de Bachiller con un total de 34 alumnos matriculados. En el segundo curso del bienio de Licenciatura hubo matriculados 9 alumnos, y en la modalidad online semipresencial del Bachillerato en Ciencias Religiosas, en sus diferentes cursos, estuvieron matriculados 118 alumnos. Por último, en la DECA se matricularon 272 personas.

 

El acto académico concluyó con la lectura de la lección magistral a cargo del profesor Carlos Izquierdo Yusta, titulada «Estética gótica para la nueva Catedral de Burgos», y la apertura oficial del curso por el arzobispo.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión