El obispo de Kanjirapally (India) agradece a don Fidel la colaboración con su diócesis

Cáritas ha contribuido a la construcción de un centro de cuidados paliativos en la ciudad de Kerala y un sacerdote de la diócesis india cursa estudios en la Facultad de Teología de Burgos.
<
>

 

El obispo de Kanjirapally (Kerala, India), Mar Mathew Arackal, acompañado de su auxiliar, Mar José Pulickal, ha visitado esta semana al arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, y al delegado diocesano de Cáritas, Fernando García Cadiñanos, para agradecer la colaboración que la Iglesia burgalesa viene manteniendo en los últimos años con su diócesis, ya que en el mes de enero alcanzará la edad de jubilación.

 

La colaboración de la diócesis de Burgos se concreta en la participación en varios proyectos de desarrollo, el último, la construcción de un centro de cuidados paliativos en la ciudad de Kerala (India), a la que Cáritas Diocesana ha destinado 18.000 euros de fondos propios. Se trata de un proyecto que busca ampliar los cuidados que ya se realizan en el Hospital Mundakayam Medical Trust dependiente de la diócesis de Kanjirappally. De esta manera, los enfermos terminales podrán recibir asistencia sanitaria en el Centro Hospitalario, una necesidad grave que se venía detectando en la región. La relación entre ambas diócesis se amplía también a la colaboración mantenida con la Facultad de Teología de Burgos, donde estudia un sacerdote de Kanjirapally, Sajin Elavanalmukkada Ulahannan. En la reunión de ayer se abordó la posibilidad de que la colaboración continúe el próximo curso y Arackal presentó un nuevo proyecto para niños de la calle.

 

Hace dos años, el prelado indio ya estuvo en Burgos para agradecer ambas colaboraciones. En aquel momento, el apoyo económico de Cáritas Diocesana se destinó al centro Nallasamarayan, donde se desarrolla un programa de rehabilitación psicosocial para mujeres marginadas y discapacitadas a través de entrenamiento de habilidades y empoderamiento.

 

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión