Convocatoria de prensa: Toma de posesión del nuevo vicario general

El acto tendrá lugar el viernes 30 de julio a las 10:30 horas en la Casa de la Iglesia. Antes del acto, atenderá a los medios de comunicación que lo deseen.

El sacerdote Carlos Izquierdo Yusta tomará posesión como nuevo vicario general de la archidiócesis el viernes 30 de julio a las 10:30 horas. El acto tendrá lugar en el Salón del Trono de la Casa de la Iglesia. En el mismo acto tendrá lugar también la toma de posesión de Fernando Arce Santamaría como nuevo canciller – secretario.

 

Antes de que dé comienzo el acto, a las 10:15 horas, el nuevo vicario general realizará un canutazo para atender a los medios de comunicación que lo deseen. A continuación, únicamente accederán a la sala los medios gráficos.

 

Carlos Izquierdo Yusta es doctor en Teología y Ciencias Patrísticas por el Instituto Patrístico ‘Augutinianum’ de la Universidad Lateranense (Roma 2009), licenciado en Filosofía por la Universidad Gregoriana (Roma 2018), licenciado en Teología Dogmática por la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Burgos (2001), donde es profesor de Patrología, Latín y Espiritualidad Patrística, director del gabinete de comunicación y secretario de la Comisión de Calidad de la Facultad. También ha sido profesor invitado de Cultura Clásica y Bases del Pensamiento Europeo en la Universidad de Burgos (2011-2015) y, en la actualidad, secretario de la Semana Española de Misionología y de las Jornadas Ciencia y Cristianismo. Ha desempeñado igualmente varios cargos de responsabilidad, siendo hasta ahora secretario del Consejo Pastoral Diocesano, delegado diocesano de Pastoral Universitaria y de Cultura y párroco de la unidad pastoral de San Antonio Abad y Nuestra Señora del Pilar de Burgos.

 

Según detalla el Código de Derecho Canónico, el vicario general es un sacerdote al que compete la potestad ejecutiva que corresponde por derecho al Obispo diocesano para realizar cualquier tipo de actos administrativos, exceptuados aquellos que el obispo se hubiera reservado o que, según el derecho, requieran mandato especial del mismo.

 

Por su parte, la principal función del canciller consiste en cuidar que se redacten las actas de la curia y se expidan y se custodien en el archivo de la misma. Es, de propio derecho, notario y secretario de la Curia.

Comentarios

Los comentarios están cerrados para esta noticia.