La Iglesia en Burgos «ya camina alegre con Jesús» en Asamblea

El XII Encuentro Diocesano de Pastoral ha reunido a más de 400 personas que han reflexionado y conocido diversas experiencias para abrir nuevos caminos de evangelización.
<
>

 

El Salón de Cajacírculo de la calle Concepción ha acogido esta mañana el XII Encuentro Diocesano de Pastoral, una reunión en la que han participado cristianos llegados desde distintos puntos de la geografía burgalesa. La Asamblea Diocesana convocada el pasado mes de septiembre por el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, ha sido el eje vertebrador de un encuentro que también se enmarca en el Día de la Diocesana, que se celebra mañana con el lema «Sin ti no hay presente. Contigo hay futuro». En ese contexto, se han presentado distintas experiencias que llevan el sello diocesano y que engarzan el pasado, presente y futuro de la diócesis.

 

Así, se ha dado a conocer el coro diocesano «Pedal» (Potente Equipo de Animación Litúrgica), un grupo juvenil que surgió en 2005 y que anima la Oración Joven que la delegación de Infancia y Juventud organiza mensualmente, pero también otras muchas celebraciones de carácter diocesano. Volviendo la mirada al pasado, y concretamente al Sínodo Diocesano (1995-1998), se ha presentado el Departamento de Formación Sociopolítica, que fue uno de los frutos de aquel gran acontecimiento eclesial. Y con la mirada puesta en el presente inmediato y en el futuro, también se han expuesto las líneas generales del Plan diocesano de Pastoral Juvenil para los próximos tres años, que ha sido recientemente aprobado y que se está poniendo en marcha este curso.

 

Anuncio de la Asamblea y Año Jubilar

 

En cuanto a la Asamblea Diocesana, con la ayuda de un vídeo de presentación y de una dinámica, dos personas de la Secretaría han explicado el contenido, la dinámica y la implicación que supone este momento de gracia para todos los bautizados de la diócesis, «piedras vivas de una Iglesia que ya se ha puesto en camino». Asimismo, se han presentado algunas experiencias de anuncio de la Asamblea en Burgos (concretamente desde las parroquias de Capiscol – La Ventilla – Castañares  y desde la Delegación de Religiosidad Popular). Además, un matrimonio de Salamanca ha puesto en común los frutos de la Asamblea celebrada en su diócesis, que culminó en octubre de 2016. Asimismo, a las puertas del Año Jubilar, el delegado diocesano de Liturgia ha adelantado algunas cuestiones relativas a la preparación, lema, logo, voluntariado, gesto solidario y otros detalles relacionados con el Año Santo.

 

El acto conjunto ha terminado con el saludo de don Fidel, que ha expresado su deseo de que «ese imperativo, el lema del la Asamblea, “Caminemos alegres con Jesús”, lo convirtamos en un presente continuo». «De hecho, caminamos ya alegres con Jesús». En este sentido, el arzobispo ha recordado que «en este momento estamos entrañablemente unidos por el mismo espíritu, como lazo vivo y palpitante». «¿Es la Asamblea algo extraordinario?», ha cuestionado. «Sí y no. Como bautizados, no estamos haciendo algo extraordinario; lo lógico es que en nuestro caminar diario veamos qué es lo que Dios nos pide y qué quiere que anunciemos. Estamos haciendo lo coherente. A la vez, sí es una etapa especial en la que estamos implicados todos», ha concluido.

 

Propuestas creativas

 

Tras el acto conjunto, los participantes, divididos por grupos, han podido conocer diferentes experiencias que se están llevando a cabo para abrir nuevos caminos evangelizadores y llegar a personas a las que habitualmente no se está llegando: Proponer comunitariamente el primer anuncio desde el diálogo y la mesa (Alpha España); vivir en comunidad y dedicarse a la primera evangelización (experiencia de Koinonía en Villardeciervos, Zamora); acompañar a los padres después del bautismo de sus hijos (experiencia de despertar religioso en la diócesis de Salamanca); impulsar el proyecto de cada familia desde la alegría del amor («El reloj de la familia», de Comunidades de Vida Cristiana; proponer y cuidar la fe de jóvenes que hacen voluntariado con inmigrantes (campos de trabajo de Atalaya Intercultural); hacer de la parroquia un hogar a medida (experiencia de la parroquia de San Cosme y San Damián); reconstruir piedras viejas para suscitar piedras vivas (voluntariado en el Monasterio de Rioseco); usar la música como cauce de evangelización (experiencia del Colegio Niño Jesús); generar espacios de encuentro con los adolescentes que no están (experiencia y propuestas desde el Plan diocesano de Juventud); construir comunidad superando fronteras: voluntariado internacional (experiencias misioneras con jóvenes en verano promovidas por Cáritas y Misiones); y salir al encuentro de personas con riesgo o realidad de aborto (proyectos «Raquel» y «Ángel» del COF).

 

Más: galería fotográfica de la jornada

Comentarios

Comentarios: 2

  1. Isabel

    Gracias a todos/as los que habéis colaborado en la preparación y realización de la jornada de hoy. Ha merecido la pena vuestro esfuerzo. ¡Ánimo! a seguir trabajando por esta Iglesia Diocesana de Burgos, que “camina alegre con Jesús”. Contáis con el apoyo de nuestra oración.


  2. Alfonso y Belén

    ¡Ánimo en ese caminar alegre con Jesús!
    Un abrazo enorme desde Salamanca.
    Juntos, construyendo y renovando esta Iglesia en salida, al servicio de los hombres y mujeres de nuestro mundo.


Danos tu opinión