Proceso de beatificación

La apertura del proceso de beatificación de Marta Obregón Rodríquez, después de seguir todos los trámites previstos en el proceso canónico, se llevó a cabo el día 14 de junio de 2011.

En la actualidad se encuentra en la fase diocesana.

  • PALABRAS DEL ARZOBISPO D. FRANCISCO GIL HELLIN EN EL ACTO DE APERTURA

      Al iniciar hoy el proceso diocesano de beatificación de Marta Obregón estoy especialmente contento por los siguientes motivos: se trata de una persona seglar, se trata de una persona joven y, realmente, se trata de una persona que ha sido mártir por guardar su castidad.

      En primer lugar, se trata de una persona seglar, no religiosa o perteneciente al mundo de la jerarquía eclesiástica. Es evidente que un Obispo se alegra cuando un Papa -Juan Pablo II-, una religiosa -Madre Teresa de Calcuta-, un sacerdote -Josemaría Escrivá-, un religioso -Padre Pío- son elevados a los altares. Pero siendo así, no es menos cierto que el Santoral de la Iglesia es mucho más abundante respecto a este tipo de personas que respecto a los seglares. Hay pocos matrimonios, pocas madres y padres de familia, pocos jóvenes y pocos niños en los altares. Con todo es innegable que los seglares son, con mucho, la parte cuantitativa más importante de la Iglesia.

      Eso explica -aunque no sólo- que el Concilio Vaticano II haya proclamado que todos los bautizados están llamados a ser santos. Y ¡qué duda cabe!, en la Iglesia hay de hecho muchos santos -también hoy- entre los seglares. Seguramente que nosotros conocemos alguno.

      Por tanto, el hecho de iniciar el proceso de Marta, una chica joven y agraciada que estaba realizando sus estudios y cuya vocación era laical, es un motivo de alegría, en la medida que supone colaborar en la superación del desequilibrio del Santoral en la Iglesia.

      En segundo lugar, Marta era una chica joven; joven era la Santísima Virgen cuando Dios la eligió para ser su Madre; joven era San José cuando contrajo matrimonio con Ella; jóvenes eran los Apóstoles Juan y Natanael; y jóvenes eran Santa Inés y Santa Cecilia y tantos otros.

      Sin embargo a veces se olvida esta realidad; más aún se piensa que la juventud no es el momento más adecuado para ser santo. En los casos límite, se frunce el ceño o se disiente al instante.

      Marta era una chica joven, agraciada y vitalista, y tenía aspiraciones serias de entregarse a Dios en medio del mundo. Si un día podemos invocarla como santa, no me cabe la menor duda que servirá de estímulo para que muchas chicas de hoy piensen que se puede ser santa siendo muy alegre y vitalista.

      Finalmente, mi tercer motivo de alegría es el martirio de Marta por defender su pureza. Me parece que ésta tiene hoy un especial significado. En efecto, el mundo actual tiene como uno de sus rasgos ditintivos el desprecio, teórico y práctico de la castidad y de la virginidad. Se piensa que esta virtud es propia de espírtus encogidos y anclados en una mentalidad que ya ha sido superada. El mundo del espectáculo y de la canción, las series de televisión más vistas y las revistas del corazón abunan en obscenidades y propuestas que exaltan el instinto y atentan contra la dignidad de la persona y, de modo especial, de la mujer.

      Marta es un testimonio elocuente de la falsedad de estos planteamientos. Ella se arreglaba y divertía como lo hacían las chicas de su edad que llevan una vida limpia. Sin embargo la formación que había recibido de sus padres y de otras instituciones eclesiales, formó en ella el firme convencimiento de que en la vida todo tiene un valor relativo y que el valor absoluto es Dios. De tal modo que si en un determinadio momento o situación hubiera que optar entre Dios y la vida, había que optar por Dios.

      Dios permitió que ella se encontrara un día en esa situación, dado que , ante un hombre que quiso violarla, ella se defendió con uñas y dientes de su agresor, el cual, finalmente la asesinó con 14 puñaladas con arma blanca.

      La Santa Sede tiene la última palabra para certificar si este acto puede o no considerarse como martirio y, por ello, causa suficiente para ser elevada a los altares, Si fuera así -como lo deseo vivamente- Marta sería un revulsivo espiritual para los jóvenes cristianos de Burgos y del mundo entero.

      Antes de concluir quisiera tener una palabra de aliento para el tribunal constituido, pues saben sus responsables el trabajo que un porceso de beatificación requiere. La nueva legislación, reforzando el sentido de colegialidad, concede casi todo el peso de las Causas a las Diócesis en que se inician, ya que, lo que hace Roma es ver pericialmente si se han observado las exigencias de las normas canónicas, para declarar la validez de la Causa presentada. De lo contrario, si el defecto es subsanable, exige nuevamente su enmienda.

      Gracias a Monserrat Agustí llegó a mi conocimiento en Zalduendo el primer informe sobre Marta y, luego siempre ha estado dispuesta a colaborar con la Comisión. De modo especial quisiera manifestar mi agradecimiento al Camino Neocatecumenal, que es elActor o Promotor la Causa representado hoy por don Jesús Serrat y compañeros catequistas. El hermoso sello que vemos en el cartel de Cristo mártir y glorioso, que se imprimirá en cada uno de los documentos del proceso, es similar al de los Estatutos, salido de la mano, mente y corazón de Kiko Argüello. Esto es muy significativo para el Camino. Marta fue sementera de su evangelización, y, si un día dejó de oirse como joven voz humana, deseamos se convierta en "Palabra".

      A todos agradezco la presencia, con la oportunidad de rezar ahora, juntos, la oración de la estampa repartida, pidiendo que la Causa de Marta sirva para la mayor gloria de Dios y bien de la Iglesia.

  • PASOS PARA CANONIZAR

      Siempre han existido cristianos que han vivido el amor a Dios y a los demás de manera extraordinaria. Estas personas eran especialmente apreciadas por los creyentes que las habían conocido, tanto por haber sido imitadoras de Cristo, como por los milagros que obraban, entre ellas, sobre todo, las que habían entregado su vida por fidelidad a su fe. Por este motivo, los santos originalmente eran declarados "vox populi", es decir, por aclamación popular. Pero surgió la pregunta: ¿cómo se podía tener la seguridad de que las personas invocadas por la gente eran realmente santas?

      Ya desde el siglo V, los criterios por los que se consideraba "santa" a una persona eran:

      a) su reputación entre la gente (fama de santidad)

      b) el ejemplo de su vida como modelo de virtud heroica

      c) su poder de obrar milagros, en especial aquellos producidos póstumamente sobre la tumba o a través de las reliquias.

      Los tres pasos en el proceso oficial de la causa de los santos son: Venerable, Beato y Santo. Para ser declarado Beato se requiere un milagro obtenido a través de su intercesión, pero el milagro no es exigido si la persona ha sido reconocida mártir.

      Para ser declarado Santo, después de ser Beato, siempre hace falta un nuevo milagro, tanto si ha sido mártir como si no.

      Pasos del Proceso canónico de la Causa

      segun el Cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregacion para las Causas de los Santos

      1- Los Promotores de una Causa de beatificación y canonización nombran un Postulador, el cual presenta al Obispo competente (de la diócesis donde murió el siervo de Dios) la solicitud oficial para iniciar la Causa.

      2- El Obispo pide a la Conferencia episcopal nacional o regional el parecer sobre la oportunidad del inicio del proceso canónico.

      3- El mismo Obispo se dirige a la Congregación para las Causas de los Santos, preguntando si por parte de la Santa Sede no hay óbice a la Causa (es la peticion del llamado nihil obstat).

      4- El Obispo constituye:

      - El tribunal diocesano compuesto por un delegado suyo, el promotor de justicia y el notario, para la recolección de las pruebas testificales.

      - La comisión histórica, para la recolección de todas las pruebas documentales.

      - Los censores teólogos, para el examen de los escrito del Siervo de Dios.

      5- Concluida la fase diocesana de investigación, las actas, debidamente selladas, son remitidas a Roma a la Congregación para las Causas de los Santos, donde da comienzo la fase romana del procedimiento canónico.

      6- El Postulador romano -residente en Roma-, nombrado por los Promotores de la Causa, pide la apertura de las actas procesales para proceder a la comprobacion de la exacta observancia de las normas procedimentales.

      7- Obtenido el decreto de validez jurídica, la Congregación para las Causas de los Santos nombra un Relator de la Causa, bajo cuya dirección se prepara la relativo Positio super virtutibus o Positio super martyrio.

      8- Terminada la Positio y depositada oficialmente en la Congregación, se procede al examen oportuno por medio de los Consultores históricos y los Consultores teólogos.

      9- Los Cardenales y los Obispos, miembros de la Congregación para las Causas de los Santos, durante la Sesión Ordinaria dan su voto acerca de la heroicidad de las virtudes o el martirio de un Siervo de Dios.

      10- El Santo Padre, en el curso de una audiencia privada, concedida al Cardenal Prefecto de la Congregación, es informado sobre el desarrollo del proceso y los respectivos resultados de valoración. Autoriza, pues a la Congregación a promulgar el decreto sobre las virtudes heróicas o sobre el martirio de un Siervo de Dios, al que desde ese momento le corresponde el titulo de Venerable.

  • CRONOLOGÍA DE LA CAUSA DE MARTA

       
      Fecha   Asunto
       01/03/1969    Nace en la Coruña en el seno de una familia cristiana. Será la  segunda de cuatro  hermanas.
       21/01/1992    Fecha de la muerte de Marta.
       28/01/1992   Después de los funerales, es enterrada en el Cementerio Municipal de Burgos.
       18/12/2006   Reunión en sesión ordinaria del Consejo Presbiteral, bajo la presidencia del Sr. Arzobispo D. Francisco Gil Hellín. Los últimos minutos de este Consejo se dedicaron al apartado de "Informaciones", en el que D. Saturnino López Santidrián expuso que se estaba estudiando la vida de la joven Marta Obregón que falleció apuñalada el 21 de enero de 1992, porque podrían existir motivos para una posible causa de beatificación.
       08/02/2007   El Sr. Arzobispo de Burgos, D. Francisco Gil Hellín, presenta en Roma la Causa de Marta a la Congregación para la Causa de los Santos.
       28/04/2007   La Congregación para la Causa de los Santos emite el "Nihil Obstat", declarando que no existe ningún obstáculo por parte de la Santa Sede para el inicio de la Causa de Beatificación de Marta.
       06/07/2007   El Sr. Arzobispo de Burgos, publica un decreto exhortando a todos los diocesanos, sacerdotes, religiosos y fieles, para que se manifiesten sincera y libremente sobre todo cuanto pudiera ser útil a la incoación de la Causa.
       14/12/2010   Carta de D. Francisco Gomez Arguello ofreciendo que el Caminio Neocatecumenal sea Actor de la Causa y nombrando a D. Saturnino López Santidrián como Postulador ante la Curia Diocesana.
       15/01/2011   El Postulador Diocesano D. Saturnino López, solicita al Sr. Arzobispo la Introducción de la Causa de Marta.
       02/02/2011   Edicto del Sr. Arzobispo D. Francisco Gil Hellín para que se inicie la fase Diocesana de la Causa de Marta.
       14/06/2011   Sesión de apertura del Proceso Informativo Diocesano (diócesis de Burgos) sobre la vida y martirio de la Sierva de Dios.
       14/06/2011   Apertura de la fase Diocesana de Causa de beatificación en la capilla de la Facultad de Teología de Burgos.
           

       

  • ORACIÓN DE INTERCESIÓN

      ORACIÓN PARA LA DEVOCIÓN PRIVADA
      Señor Jesús,
      que hiciste de la joven Marta
      un ejemplo de vida alegre y generosa,
      y la fortaleciste en el amor humano
      y en la defensa de su castidad;
      concédeme, por su intercesión,
      el favor que ahora te pido ... (pídase). Amén.

      (Padre Nuestro, Avemaría y Gloria)

      (Esta oración no tiene finalidad de culto público, sino privado. Con licencia eclesiástica).

      Tanto más confío y me abandono en Él cuanto me siento libre. (Marta)

      [ Haz clic aquí para descargar la estampa de Marta ]

      Animamos a los monasterios de clausura, a las comunidades religiosas y parroquiales, a los miembros del Camino Neocatecumenal , a los misioneros, a las personas ancianas y enfermas, a los grupos juveniles, a las familias cristianas, a los niños y a todas las iniciativas presentes en la Iglesia, a que os unáis a esta causa y que por intercesión de Marta os podáis beneficiar de las gracias que Dios nos tiene preparadas.