La cruz de Lampedusa, signo de una diócesis que «crece en misericordia»

Una eucaristía y un gesto público han puesto el broche final al X Encuentro Diocesano de Pastoral que con el lema «Iglesia viva, Iglesia en salida», ha tenido lugar en el arciprestazgo de Gamonal.
<
>

 

«No pensemos solo en los pobres como los destinatarios de una buena obra de voluntariado para hacer una vez a la semana. Estas experiencias deberían introducirnos a un verdadero encuentro con los pobres y dar lugar a un compartir que se convierta en un estilo de vida». Son algunas de las palabras pronunciadas esta tarde en un gesto público con el que ha concluido el encuentro diocesano de pastoral. Cientos de personas han acompañado en silencio a la Cruz de Lampedusa por las calles de Gamonal. Una cruz que recuerda el drama de miles de migrantes que han fallecido en el Mediterráneo y es símbolo de otras muchas cruces que existen a nuestro alrededor.

 

Con este gesto público, la diócesis quería «crecer en sensibilidad, en escucha, en misericordia y compasión activa», tal como se ha leído en un comunicado. Junto a la cruz, un gran corazón representaba el amor incondicional de Dios, que amó dando incluso su propia vida. Un amor que impulsa a cualquier persona a «corresponder a pesar de sus limitaciones y pecados». Un amor que «tenemos que compartir con todos y, especialmente, con quienes más sufren, cerca o lejos de nosotros».

 

«De la posibilidad a la realidad»

 

La cruz de Lampedusa recorre todo el mundo por deseo del papa Francisco y desde hace diez días viaja por la diócesis. Representantes de la fundación italiana «Casa del Espíritu y de las Artes», promotora de la iniciativa, han hecho entrega a don Fidel Herráez Vegas de otra pequeña cruz, fabricada también con maderas de barcazas naufragadas en el mar y que será colocada «en un lugar significativo de la diócesis», tal como ha indicado el arzobispo al finalizar la eucaristía de clausura de la jornada de pastoral.

 

«Los talentos que Dios nos ha regalado hay que desplegarlos por amor a Dios y a los demás», ha indicado en su homilía. «Tenemos que hacer realidad lo que es una posibilidad», ha dicho mientras afirmaba que «la esperanza del cristiano es activa» y debe llevarlo a «poner en dinamismo los talentos que el Señor nos ha regalado».

 

Todos estos actos han sido especialmente significativos, pues se han enmarcado en la primera jornada mundial por los pobres, instituida por el Papa para este domingo. La colecta de la misa, que se destinará a Cáritas diocesana, ha ascendido a 731,07€.

 

Más: galería fotográfica completa de la jornada

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión