El Rosario de la Aurora despierta a la ciudad

Cientos de personas recorren el centro de la ciudad a primera hora de la mañana acompañando a la Virgen de Fátima el día de su fiesta.
<
>

 

Como cada 13 de mayo, los cantos del Ave María han despertado la ciudad de Burgos. Cientos de personas se han congregado a las 6:30 de la mañana para acompañar con sus rezos a la Virgen de Fátima en el Rosario de la Aurora, que ha recorrido las calles de La Paloma, Laín Calvo, plaza Alonso Martínez, calle Santander y Paseo del Espolón para concluir su itinerario en la catedral, donde el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, ha presidido la eucaristía.

 

En su breve homilía, el pastor de la diócesis ha invitado a los cientos de burgaleses que han participado en la liturgia a «poner bajo la protección de la Madre a toda la sociedad, a todos los hijos de Dios que han venido a este mundo» pues, ha señalado, «la salvación de Dios es para todos». Así mismo ha exhortado a los presentes a «acoger en nuestras vidas la Buena Noticia para poderla dar a los demás», cumpliendo así con el «testamento espiritual de María». «No podemos quedarnos de brazos cruzados porque no sepamos qué hacer; María nos indica el camino: “haced lo que él os diga”», ha insistido.

 

Desde hace años, el Rosario de la Aurora es uno de los actos de piedad que reúne a mayor número de personas, algo que se ha ratificado en la jornada de hoy. Organizado por la milicia de Santa María de Burgos, este popular Rosario no es el único acto mariano que se desarrolla durante el mes de las flores. Las tardes de cada sábado de mayo congregan también a un buen número de burgaleses en torno a la estatua de santo Domingo de Guzmán, en el paseo Sierra de Atapuerca, para rezar el Rosario. Al concluir el mes de mayo, el último sábado, organizan igualmente otro Rosario de la aurora por las calles del popular barrio de Gamonal. Este año tendrá lugar el sábado día 25.

 

Más: galería fotográfica

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión