Ángeles que llevan la eucaristía desde Lerma a toda España

La Televisión Pública ha retransmitido hoy desde Lerma la celebración de la eucaristía presidida por el arzobispo, don Fidel Herráez, con motivo de la exposición de las Edades del Hombre.

 

El espacio religioso de la 2 de TVE, “El Día del Señor”, ha ofrecido hoy desde Lerma la eucaristía dominical presidida por el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas. El motivo de la retransmisión era la celebración, en la Villa Ducal, de la exposición “Angeli” de las Edades del Hombre, el “proyecto religioso–cultural por excelencia en la Iglesia en Castilla y León” -tal como lo ha definido el arzobispo en su homilía-. Una muestra en la “se ofrece la posibilidad de comprender en su sentido más auténtico” el rico patrimonio artístico de la región, este año teniendo como hilo argumental la presencia de los ángeles en la historia de la salvación.

 

Un equipo de TVE ha retransmitido en directo, para toda España, la celebración de la eucaristía desde el monasterio de San Blas, de las madres Dominicas, que han animado el canto litúrgico. Junto al arzobispo, han concelebrado el párroco de la localidad, Pedro Angulo, el delegado diocesano de Patrimonio, Juan Álvarez Quevedo, y el secretario de la fundación de las Edades del Hombre, Gonzalo Jiménez, y otros sacerdotes que ejercen o han ejercido el ministerio en la comarca del Arlanza.

 

Fe, esperanza y caridad

 

Durante su predicación, el pastor de la Iglesia en Burgos ha subrayado que la vida cristiana consiste en vivir las tres virtudes teologales -fe, esperanza y caridad- acompañadas de unos adjetivos que, lejos de “recortar” el significado del sustantivo, lo “concretan y dinamizan”. Para don Fidel Herráez, la fe debe ser “viva”, debe “sustentar la vida del seguidor de Jesucristo”, sabedor de que él lo acompaña. Junto a la fe, una esperanza que debe ser “activa”, es decir, “que nos implique a ir realizando el Reino de Dios a través del amor, hecho fraternidad, solidaridad, servicio, comunidad”. Y, por último, la vida cristiana debe estar dinamizada por una “caridad concreta”, esto es, “un amor de obras y de verdad; un amor que evangeliza, porque da a conocer a los demás que Dios es Amor”.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión