El arzobispo, a los sacerdotes: «Sin la oración seremos como un azucarillo que se disuelve en el agua»

Con su retiro de comienzo de curso, don Fidel invitó a los sacerdotes a reconsiderar su vida de oración para «poner alma a todo lo que somos y hacemos».
El retiro tuvo lugar en el Seminario de San José.

El retiro tuvo lugar en el Seminario de San José.

 

«Sin la oración seremos como un azucarillo que se disuelve rápidamente en el agua. Necesitamos una fuerte vida de oración interior, animar todo lo que hacemos desde la profundidad». Fue la exhortación que el arzobispo de la diócesis, don Fidel Herráez Vegas, dirigió ayer a los sacerdotes de la zona centro de la provincia en el tradicional retiro espiritual de comienzo de curso. Tras haber hecho lo propio días atrás con los pastores del norte en el monasterio de Bujedo y con los del sur en Caleruega, el arzobispo quiso hacer una llamada a los sacerdotes a revisar su vida interior para «vivir nuestro quehacer diario con intensidad, poniendo alma a todo lo que somos y hacemos».

 

El prelado admitió estar «convencido» de que la oración es algo «esencial» en la vida de los sacerdotes. Sin embargo, quiso hacer un llamamiento para que no descuiden esta dimensión «fundamental de su vida» y revisar si algunos de ellos «no están cumpliendo con lo prometido» el día de su ordenación sacerdotal referente al rezo diario de la Liturgia de las Horas.

 

Para don Fidel Herráez, si los sacerdotes no viven «desde la profundidad», su tarea pastoral se reducirá a mero activismo «vacío y superficial», abocándolos a «criticar» las tareas primordiales que la diócesis tiene puestas en marcha. De ahí que el prelado invitara a los curas a «vivir con hondura e interioridad, coherentemente», el Jubileo, la Asamblea Diocesana y el VIII Centenario de la Catedral.

 

En marcha

 

En efecto, el retiro espiritual marca, en cierta medida, el comienzo de curso en la vida pastoral de la diócesis. De ahí que don Fidel animara a vivir estas tres realidades «desde dentro», evitando «que nos instalemos», «pensemos que solitos tenemos la razón» o «rechacemos la propuesta mientras otros hermanos sí ven en estas cosas una gran oportunidad».

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión