Una jornada de acción de gracias por la vocación religiosa

Los religiosos y religiosas de Burgos se reúnen un año más en la Jornada de la Vida Consagrada para agradecer al Señor todos los bienes recibidos a través de su vocación.

vida-consagrada-burgos9.jpg

 

Como cada año, el 2 de febrero, día de la Presentación del Señor, se celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. La diócesis invita a todos los religiosos y religiosas, además de aquellas personas que quieran acompañarles, a participar en una eucaristía que presidirá el arzobispo don Fidel Herráez Vegas en la catedral a las 18:00 horas.

 

En este marco, Amadeo Alonso, vicario episcopal de Vida Consagrada, explica que se trata de «una jornada entrañable para nosotros, los religiosos y religiosas de Burgos, que somos más de 1.000, y nos unimos a la celebración con gozo y entusiasmo. Para nosotros supone una jornada de acción de gracias por nuestra vocación, pero también es una jornada de compromiso para renovar nuestra fidelidad al carisma que se nos ha confiado».

 

El lema de este año expresa muy bien el compromiso con la vida consagrada en la Iglesia, tal y como comenta Alonso: «La vida consagrada con María, esperanza de un mundo sufriente». Sobre este lema, Alonso señala que «queremos sembrar de esperanza terrena y definitiva la vida de tantas personas que se nos acercan buscando alivio en su vida y ansiando respuestas para su existencia. La jornada es también día especial de oración por este empeño emprendido y día de súplica para que haya jóvenes que escuchen la llamada del Señor y sigan sus huellas».

Comentarios

Comentarios: 1

  1. Carlos

    Que el Señor siga manteniendo vuestra Fe, ilusión y vida espiritual para que sigáis implorando la gran ayuda que prestáis a este mundo que tanto lo necesita.Mi más cordial enhorabuena.