Así fue el encuentro del arzobispo con el papa Francisco

Don Mario Iceta obsequió al Santo Padre con un libro de fotografías, una lámina del Santísimo Cristo de Burgos y una memoria de las actividades realizadas por la Fundación VIII Centenario.
<
>

 

El pasado jueves, el papa Francisco se reunió con la primera tanda de obispos españoles que acudían a Roma para cumplir con su «visita ad limina». Entre ellos se encontraba el arzobispo de Burgos, don Mario Iceta, quien señaló que la reunión, de dos horas y media de duración, tuvo lugar en un clima «fraterno y cercano» y con «total libertad» y en la que se abordaron cuestiones corrientes referentes a la pastoral de la Iglesia.

 

Los obispos, pertenecientes a las provincias eclesiásticas de Santiago de Compostela, Oviedo, Burgos, Pamplona y Tudela y Zaragoza, pudieron saludar personalmente al papa Francisco. El arzobispo de Burgos le agasajó con unos obsequios llevados especialmente a Roma con motivo de esta visita canónica. En concreto, le hizo entrega de una lámina del Santísimo Cristo de Burgos, un libro con fotografías de distintos lugares de la provincia y oficios artesanos entreveradas con citas del magisterio del papa Francisco y una memoria de las actividades realizadas por la Fundación VIII Centenario con motivo del aniversario del primer templo de la archidiócesis del que, según relata el arzobispo, el papa estaba ya informado y apreció mucho.

Comentarios

Los comentarios están cerrados para esta noticia.